Escrito por

Los mejores remedios caseros para evitar el resfriado

Hay remedios caseros fáciles y sencillos que os pueden ayudar a aliviar los síntomas de la gripe y del resfriado.

limon

Si quieres paliar los síntomas del resfriado o de la gripe, una de las mejores maneras es utilizar remedios caseros que son efectivos y que puedes tomar aunque estés tomando algún otro tipo de medicación para la infección.

Zumo de limón con miel

Un remedio antiquísimo y que siempre ha funcionado para aliviar la irritación de garganta es el zumo de limón con miel. Lo primero que tienes que hacer es hervir en una taza el zumo de un limón con una cucharada de miel, cuando ambos se hayan unido y haya hervido unos instantes, se sca y se toma calentito antes de ir a dormir.

Leche con miel

Éste es uno de los remedios más conocidos, tomar un vasito de leche con miel antes de irse a dormir asegura sentir más calor y con la miel se suaviza la garganta.

Pero, hay que tener en cuenta que a muchas personas la leche le provoca mucosidad, por lo que antes de tomarla, ten en cuenta si esto te ocurre a ti para escoger otro remedio diferente.

leche-miel

Infusión de tomillo

La infusión más recomendada para el dolor de garganta es la de tomillo. Puedes prepararla una infusión básica de tomillo o preparar algo un poco más elaborado pero igual de sencillo: hacer una infusión de tomillo y manzanilla; una infusión de tomillo con unas hojas de eucalipto  o hacer una infusión de tomillo con limón y una buena cucharada de miel.

Miel con cebolla

A pesar de que puede parecer que el sabor va a ser una mezcla explosiva, no está tan malo y el resultado es muy efectivo. En primer lugar, añade en un tarro tres cebollas picadas y medio vaso de miel, lo remueves y lo dejas macerar durante tres horas+ mínimo.

Después, añades 50 ml de agua hervida cuando se haya enfriado y lo dejas reposar de nuevo otras tres horas. A partir de entonces, toma una cucharada varias veces al día para aliviar la tos húmeda.

Vahos de eucalipto

El eucalipto es una de las plantas con más propiedades curativas. Su capacidad antiséptica y descongestiva es ideal para evitar o paliar los síntomas de un resfriado. Especialmente eficaz es el eucaliptol que contiene, cuyo efecto mucolítico ayuda a mejorar la respiración, limpiando las vías nasales. Uno de los mejores remedios caseros para evitar el resfriado

Para hacer vahos de eucalipto, es decir, el vapor de agua que desprende, pon agua a hervir y añade un puñado de hojas de eucalipto. Cuando rompa a hervir, pon la cabeza sobre el humo que sale y respira profundamente durante cinco minutos. Si quieres mayor eficacia, cubre tu cara con una toalla, para que el vapor no se escape.

Infusión de ajo

A priori, un té de ajo no suena especialmente agradable. Ahora, cuando puede ser un remedio a tu resfriado, la cosa cambia. El ajo es un potentísimo antiséptico, además de un refuerzo tremendo al sistema inmunológico. Por otro lado, tiene un efecto altamente positivo para el hígado y el páncreas

No obstante, si queremos incluirlo entre los mejores remedios caseros para evitar el resfriado, hay que explicar el motivo. Ayuda a mejorar el dolor de garganta y  la tos en el resfriado. Para hacerlo, debemos poner un litro de agua a hervir y añadir cinco dientes de ajo. Lo dejamos hervir 15 minutos y le añadimos miel o dátiles para poder tomarlo. Los resultados son sorprendentes

Baño caliente

Una gripe o un resfriado, además de los síntomas visibles, tiene otras consecuencias. Una de ellas, el dolor muscular y la sensación de cansancio constante.

Para remediarlo, nada como un baño de agua caliente, con unas gotas esenciales de eucalipto o limón. Quédate dentro durante 15 minutos y notarás la mejoría. Uno de los mejores remedios caseros para evitar el resfriado

Té verde

Tan sencillo como el té verde. La infusión es alta en catequinas, una sustancia antiviral que es enemiga acérrima de la gripe. Eso sí, mejor que beberlo, los expertos recomiendan hacer gárgaras con el té verde. Uno de los mejores remedios caseros para evitar el resfriado más económicos y rápidos.

Sopa de pollo

La sopa de pollo es un clásico que nunca falla. Lleva siendo uno de los mejores remedios caseros para evitar el resfriado desde que el tiempo es tiempo. Además, Hollywood ha hecho mucho por llevar esa fama por todo el mundo.

Lo cierto es que la sopa de pollo, no sólo está rica sino tiene tremendas propiedades. Alivia la irritación de garganta y, sobre todo, minimiza la congestión. No sólo eso, la sopa de pollo cuenta con antigripales naturales que pueden ayudar a una recuperación mucho más rápida.

Infusión de jengibre

Otro elemento natural con incontables beneficios para la salud es el jengibre. Su problema es que no es tan conocido pero, poco a poco, eso está cambiando. Y es que, entre otras, el jengibre es antitusivo, expectorante y antiinflamatorio. Ideal para un resfriado, pues combate el dolor, reduce la mucosidad y mejora la congestión nasal.

Para echar mano de uno de los mejores remedios caseros para evitar el resfriado, pon medio litro de agua a hervir. Añade 50 gramos de jengibre y déjalo hervir durante 10 minutos. Cuando se enfríe, podrás tomarlo cuando quieras. Eso sí, el sabor no es demasiado agradable, por lo que se recomienda añadirle miel

Agua con sal

¿Por qué cuando vamos a una zona costera, las mucosidades desaparecen por arte de magia? No es por magia, es por la presencia del mar, la humedad y el clima. También influye mucho el agua salada, que precisamente hoy traemos como uno de los mejores remedios caseros para evitar el resfriado.

En concreto, el agua con sal es ideal para aliviar la congestión nasal. Esa dolencia que nos impide respirar con normalidad. O respirar. Así, tan fácil como coger 200 ml de agua tibia y añadirle una cucharita de sal. También puedes echar algo de bicarbonato (la mitad que de sal). Mézclalo y cuando esté homogéneo, échatelo en la nariz. Los mocos se reblandecen y acaban saliendo por sí solos.

También te puede interesar: