Escrito por Tendenzias

Tipos de flujo vaginal: blanco, amarillo, marrón y con olor

Nuestro cuerpo siempre nos está dando señales sobre qué es lo que está ocurriendo. Comienza a sentirse mal, le duele en determinadas partes, siente picores, hormigueos, visión doble o comienza a segregar cierto tipo de flujos que indican un determinado estado.

tipos-de-flujo-vaginal-dibujo

Debido a las señales de nuestro cuerpo, tenemos que aprender a detectarlas, a reconocerlas y a saber interpretarlas para saber qué le ocurre a nuestro cuerpo y qué nos está diciendo. En el caso de las mujeres, se trata del flujo vaginal, que se trata del flujo vaginal que puede indicarnos ciertas situaciones.

En Demedicina, os mostraremos los tipos de flujo vaginal: blanco, amarillo, marrón y con olor, para saber qué significa cada uno.

Flujo vaginal

Tanto la vagina como el cuello del útero, crean pequeñas cantidades de líquido, debido a que en su interior se presentan unas glándulas que lo hacen posible. Este líquido, es el flujo vaginal que se encarga de arrastrar las células viejas, renovándolas así y dando paso a las nuevas de la vagina.

tipos-de-flujo-vaginal-molestias

Gracias al flujo, se consigue tener la flora vaginal limpia y renovada cada día, ya que las secreciones se encargan de limpiarla. El flujo suele ser de color claro o blanquecino y el olor no es muy fuerte ni algo que nos llamaría la atención. Tiene diferentes funciones.

  • Limpieza de la vagina a diario
  • Humedecimiento de la misma
  • Prevención de infecciones

Cuando comienza a aparecer colores o olores desagradables, así como texturas que nos llamarían la atención, habría que ponerse en contacto con el ginecólogo para que estudie su caso, porque es señal de que algo en la flora vaginal no está yendo bien del todo. Son la muestra de que su cuerpo está teniendo un problema.

Tipos de flujo vaginal

A continuación, os mostraremos una serie de flujos que suelen tener las mujeres y dependiendo del color del mismo, puede estar presentando ciertos cambios o problemas en su organismo. Atenta a los siguientes tipos.

Tipos de flujo – Blanco

En principio si es de color blanco o lechoso a transparente, no habría ningún indicador de problemas, ya que ese es el color de un flujo vaginal normal y sano. La textura debe ser muy suelta y muy líquida y fina. El problema está cuando aparece de ese color y resulta que la textura es mucho más espesa.

Si el color va del blanco al grisáceo y tiene una textura espesa, es muy probable que sean síntomas irritativos, como picores o dolores. También puedes sentir como calor en la zona vaginal, como si quemara. Podría ser indicadores de Candidiasis, un hongo que llena de gérmenes la flora vaginal. Normalmente vive en el exterior, en la piel y no causa síntomas, pero si nuestro organismo se desequilibra: estrés, antibióticos, diabetes… la cándida comienza a multiplicarse, llegando a invadir la zona y mostrando los síntomas que vemos.

tipos-de-flujo-vaginal-candida

Si viene con olor fuerte como a pescado, podríamos hablar de una vaginosis, una situación que aunque no haya inflamación, sí que vemos una cantidad enorme de bacterias como la Gardnerella, proliferando por toda la zona, debido al descenso excesivo de lactobacillus.

Tipos de flujo – Marrón

Si es de este color es porque viene mezclado con sangre coagulada desde el interior. Puede ser causado por diferentes situaciones. Por restos de la menstruación, algún traumatismo sufrido recientemente, infecciones, cuerpos extraños en su interior. También, una de las causas es el cáncer ginecológico. Otra de las situaciones que hacen sangrar y se mezclen con el flujo es relacionado con el embarazo, como los primeros días del embarazo o un embarazo ectópico, que se ha realizado fuera del cuello del útero.

Entzündung im Intimbereich

También es una señal de la atrofia vaginal, en donde el estrógeno estimula el flujo fisiológico, normalmente aparece en la menopausia, ya que comienza a resecar la zona interior y podría provocar estos síntomas, aparte de dolores en las relaciones sexuales o al orinar.

Tipos de flujo – Amarillo

Un claro signo de infección ginecológica. Además, lo más común es que vaya acompañado de olor fuerte, picores y ardores en la zona vaginal. La principal causa de esta infección, podría ser la tricomoniasis, pero también podría ser una infección provocada por la clamidia o la gonorrea.

tipos-de-flujo-vaginal-molestias-al-orinar

La tricomoniasis es una enfermedad transmitida por un parásito llamado Trichomonas vaginalis, que hace que la vagina desprenda un olor fuerte, tenga dolores al orinar, irritaciones y hasta dolor y/o sangrado durante el coito. Por otro lado, tenemos la clamidia y gonorrea, que se transmite por transmisión sexual y provocadas por las bacterias Neisseria gonorrhoeae y Chlamydia trachomatis. Con ambas bacterias, se sufre una infección en el cuello del útero y que suele manifestarse con este tipo de flujo, pero también con dolores y sangrado durante el coito e irritación de la vulva y al orinar.

Tipos de flujo – Olor fuerte

Si no te queda claro qué color es el que tiene tu flujo, porque por una causa u otra, está filtrada en una gasa o en la ropa, podrás descubrir si el flujo es normal con el olor. Si es fuerte y desagradable, podrías estar frente a una infección u otro tipo de alteración. Los más comunes, la vaginosis y la tricomoniasis.

Flujo vaginal anormal causas

Debido a las infecciones que pueden aparecer y manifestarse en el flujo vaginal, hay varios motivos por los que se llega a tener. A continuación, vamos a echarle un ojo a las diferentes causas que empujan a que la vagina secrete flujos anormales.

Flujo vaginal anormal causas – Hongos o bacterias

Estos hongos o bacterias que ya vimos que son capaces de crear flujos vaginales anormales y de olores muy fuertes pueden aparecer en cualquier lado y si no estamos atentas, seguramente conviviremos con ellos, durante muchos años, con lo que ello conllevaría.

flujo-vaginal-anormal-causas-hongos

Para estar seguras de que no tenemos, hay que conseguir una higiene una higiene total de la zona vaginal:

  • Lavo diario con jabones hipoalergénicos
  • No utilizar sprays que puedan irritar su flora
  • Sentarse en urinarios públicos sin desinfectar
  • Empleo de ropa interior de otra persona
  • Llevar mucho tiempo con la ropa interior
  • No limpiarse adecuadamente
  • Relaciones sexuales en donde la pareja sexual porta un hongo o bacteria

Estos son los casos más comunes en donde las bacterias pueden llegar a la zona vaginal, infestarla y provocar la secreción anormal del flujo.

Flujo vaginal anormal causas – Cuerpos extraños

flujo-vaginal-anormal-causas-cuerpos-extraños

Ya sea de un tipo u otro, si ese cuerpo extraño hace daño en el interior, está sucio o porta alguna bacteria, es muy probable que al final acabe rechazándolo la cavidad vaginal. Pero puede que sea demasiado tarde y ya le haya hecho daño. Eso se manifestará a través de flujos anormales.

Flujo vaginal anormal causas – Menopausia

flujo-vaginal-anormal-causas-menopausia

Debido a los bajos niveles de estrógenos, la vagina tiende a resecarse. Cuando ocurre esto, es como si desapareciera una barrera natural que protege la flora vaginal. Cuando esta barrera desaparece, si no se mantiene una higiene íntima en condiciones, las posibilidades de infectarse o de dañarse son mucho mayores.

Flujo vaginal anormal causas – Cáncer de cuello uterino

flujo-vaginal-anormal-causas-cancer-utero

El cáncer también es una enfermedad que suele manifestarse de un modo u otro. En este caso, una de las causas del flujo vaginal anormal, podría ser por este tipo de cáncer, que envía señales de que algo va mal. No sólo en la zona del útero, también podría manifestar problemas en la vagina y las trompas de Falopio.

Cómo tratar los diferentes tipos de flujo

Dependiendo del tipo de flujo, podemos encontrarnos con un problema u otro. Podemos contar con los antifúngicos, para eliminar los hongos o antibióticos para tratar las infecciones. Hay, incluso cremas de estrógenos, para la vaginitis atrófica. No puede haber un tratamiento único para todo tipo de flujos.

tipos-de-flujo-vaginal-flujo-vaginal-anormal

Cómo mantener el flujo vaginal normal

Podemos salvaguardar la flora vaginal manteniendo unos hábitos.

  • Lavarse las manos, antes de usar la taza.
  • Aseo diario de la zona con toallitas íntimas especiales
  • Evitar la duchas vaginales porque estropean el interior de la vagina
  • Emplear jabones especiales
  • Evitar las relaciones sexuales si se tiene la menstruación
  • No ponerse la ropa muy ajustada
  • Respetar los cambios de compresa o tampón y cambiarlo antes si hiciese falta.
tipos-de-flujo-vaginal-tampones

De esta manera ya conoce los tipos de flujos que podemos llegar a tener las mujeres y las muestras que nos dan para reconocer el problema que estemos sufriendo en ese momento. Si ves que hay un flujo que no conoces o quieres asegurarte, no dudes en acudir a tu ginecólogo, para que trate tu problema.

No dejes de ver los diferentes consejos que tenemos para ti para cuidar de tu organismo femenino y así tenerlo siempre a salvo.

Demedicina.com

Newsletter