Escrito por Tendenzias

Disfunción eréctil: Soluciones

A pesar de que cada vez se habla más sobre sexualidad, todavía cuesta muchísimo hablar sobre los problemas sexuales y más cuando hablamos de disfunciones relacionadas con los varones.

En el artículo de hoy veremos tres tipos de soluciones a la disfunción eréctil:

  • Fármacos
  • Implantaciones peneanas
  • Trasplante del pene

Las estadísticas muestran que “uno de cada cinco españoles tiene problemas de erección”, tal como mencionaba Ignacio Moncada, el presidente de la Asociación española de Andrología, Medicina Sexual y Reproductiva (ASESA).

Fármacos

La mayoría de los hombres consideran la disfunción eréctil como un problema temporal por lo que buscan solución en los fármacos para poder aliviar los síntomas que ésta provoca.

Los dos fármacos más comunes es la Viagra o Cialis, medicamentos que se toman cuando un hombre quiere tener una relación sexual y éste le ayuda a evitar la disfunción.

A esta solución le encontramos una desventaja y es que no se estaría tratando el problema, simplemente dándole una solución momentánea por lo que consideramos que es mejor acudir a un especialista, ya que en días anteriores se ha demostrado la relación directa entre disfunción eréctil y problemas cardiovasculares.

Por otra parte, a la hora de consumir éste tipo de fármacos se debe de tener cuidado ya que cada vez hay más medicamentos falsos a través de la red.

Implantes Peneanos

Uno de los tratamientos más novedosos que se muestran como alternativa al uso de medicamentos es la implantación de prótesis de pene, aunque los expertos la consideran como la circunstancia última.

En la actualidad encontramos diferentes tipos de implantes:

  • Implantes hidráulicos: consiste en la inserción de dos cilindros en los cuerpos cavernosos del pene.
  • Plásticos hinchables: consiste en la colocación de cámaras de erección del miembro que permiten que pueda inflarse y desinflarse a través de un cable que circula a través de ellas.
  • Prótesis: este tipo permite que se pueda escoger la posición de la erección a través de dos varillas semirrígidas y moldeables.

A pesar de que puede parecer un juguete este tipo de opción, el objetivo que se persigue es que se pueda tener una penetración normal y por tanto, pueda haber placer sexual.

Trasplantes

Los trasplantes de pene son un de los procesos más peligrosos, caros y realmente infrecuentes ya que consistiría en el trasplante del pene de un fallecido al cuerpo del paciente.

Normalmente, este tipo de solución no es utilizada salvo en países como Estados Unidos. Antes de escoger este tipo de intervención habría de tenerse en cuenta los pros y los contras.

Por una parte se podría tener una relación sexual satisfactoria con penetración y se puede orinar con normalidad, pero por otra parte hay un trabajo psicológico muy importante que podría considerarse uno de los factores más importantes ya que previamente se le ha amputado su propio pene.

Demedicina.com

Newsletter