Escrito por Tendenzias

Sintomas Psoriasis

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria de la piel que sufren entre el 1 y el 3% de la población, no es contagiosa pero puede ser hereditaria y sobre todo es muy molesta. En Demedicina te contamos más sobre la psoriasis y sus síntomas. A continuación te mostramos síntomas, tipos y causas de la  psoriasis.

 La psoriasis

que-es-la-psoriasis

Es una enfermedad crónica que afecta al ciclo de vida de las células de la piel. Es además una enfermedad inflamatoria que hace que las células se acumulen de forma más rápido en la superficie de la piel, forman gruesas escamas plateadas, y manchas rojas, comenzando con un horrible picor o comezón y a veces también deriva en dolor. Puede llegar a afectar además a las articulaciones, aunque las personas que la sufren pueden experimentar como en ocasiones se manifiesta en distintas intensidades a lo largo de la vida.

La psoriasis es una enfermedad de larga duración pero a veces hay períodos en los que los síntomas pueden mejorar así como en otros momentos los síntomas pueden agudizarse.

En España afecta al 2 por ciento de la población y aparece principalmente entre los 15 y los 35 años, aunque también puede manifestarse en niños y personas mayores.

El inicio de la enfermedad se desarrolla en el sistema inmunológico, concretamente en los linfocitos T. Estas células se activan de forma indebida y dan paso a que se originen diferentes respuestas celulares, como son la proliferación y dilatación de los vasos sanguíneos.

En el resto de las personas el recambio celular de la epidermis dura 30 días. Sin embargo, en los enfermos de psoriasis dura tan solo cuatro días de modo que se acumulan en la superficie originando placas de piel gruesa, descamada y rojiza que producen picor o dolor.

Tipos de psoriasis

tipos-de-psoriasis

Como ya hemos dicho existen distintos tipos de psoriasis así como fases de intensidad de modo que podemos diferenciar en:

  • Psoriasis en placas: Es la forma más común, forma placas en la piel de color rojo.
  • Psoriasis del cuero cabelludo: Aparecen placas rojizas con escamas en el cuero cabelludo.
  • Psoriasis de las uñas: aparecen erupciones en manos y uñas, las uñas crecen de forma anormal y se puede ir perdiendo.
  • Psoriasis en gotas: Psoriasis en forma de pequeñas gotas o puntos de menos de un centímetro, que a veces producen picor.
  • Psoriasis inversa: Suele afectar a la piel de las ingles, axilas y alrededor de la zona genital. Provoca manchas lisas de piel enrojecida e inflamada. Es más común en personas con sobrepeso y se agrava con la fricción y sudoración.

  • Psoriasis pustulosa: Un tipo poco común de psoriasis. Puede aparecer en forma de parches generalizados o en áreas más pequeñas dedos y manos. Suele desarrollarse de forma rápida.
  • Psoriasis eritrodermica: el tipo menos común de la psoriasis puede llegar a cubrir todo el cuerpo con una erupción de color rojo. Se puede desencadenar por quemaduras solares severas, por acción de corticosteroides o por otros tipos de psoriasis que no han sido bien controlados.
  • Artritis psoriasica: Inflamación de la piel, uñas descoloridas, dolor e inflamación en las articulaciones. A veces se asocia a inflamación ocular, conjuntivitis. Puede afectar a cualquier articulación.

Síntomas de la psoriasis

Los síntomas pueden variar de persona a persona, pero suelen incluir alguno de estos signos

  • Manchas rojas en la piel cubierta de escamas plateadas
  • Pequeñas manchas más frecuentes en niños
  • Lesiones en las uñas, engrosamiento, uñas picadas
  • Piel seca  y agrietada que puede sangrar
  • Hinchazón de las articulaciones y rigidez.
  • Dolor generalizado

Otros síntomas serían:

  • Lesiones genitales en los hombres.
  • Modificaciones en las uñas que van desde el color (tonalidades entre el amarillo y el marrón), grosor (más gruesas y el desprendimiento y separación de la piel).
  • Caspa.

La enfermedad puede manifestarse de forma lenta o aparecer de forma repentina. Los síntomas señalados pueden desaparecer y aparecer con el tiempo, y viceversa.

Por otro lado hay que decir que lo que más destaca en esta enfermerdad son esas lesiones cutáneas en forma de placas que pueden tener distintos tamaños y que están enrojecidas y recubiertas por escamas blanquecinas también forma y tamaño diferentes de modo que pueden ser como una uña o extenderse por zonas enteras del cuerpo.

google_ad_client = 'ca-pub-2343544197275744';google_ad_slot = '7261601681';google_ad_width = 640;google_ad_height = 300;

Las ubicaciones más frecuentes estas lesiones suele darse encodos, rodillas, cuero cabelludo, espalda y nalgas.

Cuando la enfermedad comienza, algunos pacientes pueden confundir la descamación con un caso de caspa grave, pero lo cierto es que las placas características de la psoriasis, mezclan áreas escamosas con otras completamente normales, algo que hace que claramente se distinga de la caspa. La psoriasis también puede aparecer alrededor y debajo de las uñas, que aumentan de grosor y se deforman.

Causas de la psoriasis

causas-de-la-psoriasis

La causa o causas de la psoriasis no se conocen de forma definitiva aunque se cree su origen pueda tener relación con el sistema inmunológico, unido a factores medioambientales en personas que tienen predisposición genética.

Los linfocitos T pueden ser clave para la psoriasis. Estas células son un tipo de glóbulo blanco que viajan por todo el torrente sanguíneo para luchar contra microorganismos extraños como las bacterias o los virus. Sin embargo en una personas con psoriasis sus células T atacarán las células sanas de la piel por error como si pensaran que están combatiendo una infección.

La gran actividad de estas células T desencadenan otros respuestas en el cuerpo, la dilatación de los vasos sanguíneos en la piel alrededor de las placas, el aumento de células blancas. Se provoca un ciclo continuo en el que las células de la piel se  mueven a una capa externa de forma rápida, mueren y los glóbulos blancos no pueden eliminarlas con la suficiente rapidez, de esta forma se acumulan en manchas gruesas escamosas en la superficie de la piel.

Si sospechas puedas estar padeciendo psoriasis acude a tu médico para que pueda diagnosticar si la padeces e indicarte el tratamiento más adecuado.

google_ad_client = 'ca-pub-2343544197275744';google_ad_slot = '7261601681';google_ad_width = 640;google_ad_height = 300;

Tratamiento de la psoriasis

tratamiento-de-la-psoriasis

Dependiendo de cada paciente el tratamiento de la enfermedad podrá variar aunque tenemos que decir que desgraciadamente la psoriasis no tiene cura aunque sí que se puede controlar por completo y algunos de los síntomas como la descamación o el picor, podemos conseguir que desaparezcan con el tratamiento adecuado.

El tratamiento de inicio para la mayoría de los psoriásicos suelen ser cremas, lociones, limpiadores y pomadas aplicadas en las zonas.

Por otro lado, tenemos que decir que el sol es bueno y beneficioso para los pacientes con psoriasis e incluso algunos, pueden llegar a necesitar un refuerzo específico con luz ultravioleta artificial (rayos UVB) o una combinación de luz ultravioleta y medicaciones, denominada PUVA (psoraleno junto con la exposición a luz ultravioleta UVA), también conocida como fotoquimioterapia.

Las cremas y lociones que se aplican para este tipo de pacientes suelen tener entre sus componentes, los esteroides (que imitan la acción de ciertas hormonas que produce de manera natural el organismo), los alquitranes, los retinoides (que derivan de la Vitamina A), o el ácido salicílico.

En cuanto a los medicamentos que se toman estarían:

  • Metotrexato: Que limpia de forma espectacular la enfermedad, aunque entre sus efectos secundarios tenemos las náuseas, fatiga, pérdida del apetito y llagas en la boca.
  • Retinoides orales: Que son eficaces para algunos casos pero que actúan mejor en combinación con otros medicamentos. Son seguros en el tratamiento a largo plazo.
  • Ciclosporina: Controla el sistema inmunológico. Tan sólo se emplea si el resto de opciones han fallado. Es eficaz y de rápido efecto, pero puede causar hipertensión y dañar la función renal. No puede mantenerse esta medicación durante más de un año.

Demedicina.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos