UP

-     Escrito por gon

Síntomas de Neumonía

Si te preocupa que puedas estar padeciendo de neumonía y quieres conocer en qué consiste esta enfermedad (que puede llegar a ser vírica), sus síntomas y su tratamiento, estás en el artículo adecuado. A continuación, en Demedicina, Síntomas de la Neumonía.sintomas-de-neumonia

¿Qué es la neumonía?

La neumonía representa una inflamación pulmonar, cuya causa generalmente deriva de una infección por bacterias, virus, hongos o parásitos, su gravedad adquiere especial relevancia con la edad, como es el caso de los mayores de 65 años o en aquellos que padezcan enfermedades crónicas o inmunológicas, pero también puede afectar a jóvenes y personas sanas.

Más adelante os vamos a explicar cuáles pueden ser las posibles complicaciones de una neumonía, pues puede llegar a ser una enfermedad grave si no se trata a tiempo y bien, ya que pueden darse los casos de afecciones importantes, así como determinadas lesiones.

Recordad que cuando una enfermedad se vuelve crónica, a menudo nuestro cuerpo recurrirá a ella, es decir, en el momento en el que algo que la provocó la primera vez reaparezca (en el caso de la neumonía, una bacteria que provoque un resfriado, por ejemplo), la enfermedad siempre nos acompañará hasta que se elimine.

sintomas-de-neumonia-reconocimiento

O dicho de otro modo, una vez que la neumonía se vuelva crónica, seremos más propensos a padecerla. Por ello, si presentas algunos de los síntomas que te puedan hacer sospechar de esta enfermedad, acude a tu médico. Recuerda que no debes alarmarte, solo ser precavido, porque ya sabes lo que dicen: más vale prevenir, que curar.

Deben poner especial atención aquellas personas asiduas al tabaco (sobre todo aquellas que fuman, aunque también podría afectar a quienes lo respiran, esto es, quienes frecuentan personas que fuman a su alrededor, más conocidos como fumadores pasivos). También deberán tener cuidado aquellos que estén sumergidos en cuadros de alcoholismo y desnutrición (hablamos en casos de desnutrición involuntaria, como los dados en lugares subdesarrollados, aunque también podríamos englobar a personas con desórdenes alimenticios graves, como la anorexia nerviosa).

sintomas-de-neumonia-tabaco

De igual forma, aquellos que presenten un cuadro clínico sensible a estas afecciones, como aquellos con problemas en el pulmón o enfermedades hepáticas que desencadenan una defensa deficiente en el organismo, pueden ser un blanco fácil para los casos de neumonía. Cabe destacar por último que, entre otros casos en los cuales debamos estar alerta de forma especial, la diabetes y otros problemas renales también puede complicar las cosas.

Si te encuentras en algunas de estas circunstancias y presentas síntomas de neumonía, tú en especial deberás acudir al médico. Como decía antes, es mejor ser precavido (siempre que se tengan justificaciones para preocuparse, no en cualquier caso) que después lamentar males mayores, sin embargo, si además puedes presentar este tipo de complicaciones, la recomendación se vuelve casi una obligación si es que no quieres que esta enfermedad se vuelva un problema más.

Hay que tener en cuenta siempre que ignorar los problemas no hace que desaparezcan, ¡recuérdalo!

Síntomas de Neumonía

97

Sus niveles de gravedad van a los extremos, ya que oscilan de leves a mortales, derivando a menudo de una complicación generada por otra enfermedad, como la gripe.

Los antibióticos pueden tratar formas más comunes de las neumonías bacterianas, pero las cepas resistentes a los antibióticos son un problema creciente, por lo cual la mejor acción ante ella es prevenir la infección.

Síntomas:

Los síntomas de la Neumonía son variables, por depender de la condición individual y el tipo de organismo que causa la infección, por lo general la neumonía a menudo imita la Gripe, ya que comienza con tos y fiebre, por cual los afectados puede que no se den cuenta que tienen una condición más grave.

Los síntomas comunes son:

sintomas-de-neumonia-dibujo

  • Fiebre

  • Tos

  • Falta de aliento

  • Sudoración

  • Escalofríos

  • Dolor en el pecho que varía con la respiración (pleuresía)

  • Dolor de cabeza

  • Dolor muscular

  • Fatiga

Además presenta una condición irónica, por que las personas o grupos de alto riesgo, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas o sistemas inmunológicos debilitados, pueden tener síntomas leves o menores que la gente común, por ejemplo en el caso de los adultos mayores, en lugar de tener la fiebre alta que a menudo caracteriza a la neumonía, pueden incluso tener una temperatura inferior a lo normal.

Para algunos adultos mayores y personas con insuficiencia cardiaca o dolencias de pulmón, la neumonía puede convertirse rápidamente en una condición de riesgo para la vida.

Dado que la neumonía puede ser una amenaza para la vida, consulte a su médico tan pronto como sea posible si usted tiene una tos persistente, dificultad para respirar, dolor torácico, fiebre especialmente duradera fiebre de 38,9 C o superior, con escalofríos y sudoración, así como si de repente se siente peor después de un resfriado o gripe.

Causas de la neumonía

neumonia La neumonía es una enfermedad que puede ser provocada por bacterias como la Streptococcus pneumoniae, Legionella o la Staphylococcus aureus. Asimismo, también pueden derivar en neumonía otro tipo de enfermedades como la gripe.

Por otro lado, la neumonía también puede aparecer en pacientes con problemas en su sistema inmunológico, por ejemplo en enfermos portadores del VIH.

La gravedad de la neumonía depende de diversos factores: la forma de transmisión, el lugar donde se produjo el contagio, lo grave que resulte la infección o la propia salud general del paciente.

En cualquier caso, en la mitad de los casos no se llega a saber el origen de la enfermedad.

Cabe destacar que existe un tipo de neumonía, denominada Neumonía nosocomial, que no es adquirida en comunidad, es decir, no es causada por agentes externos de nuestra vida diaria, sino que aparece después de haber recibido algún tipo de tratamiento en hospitales. Se considera neumonía intrahospitalaria cuando han aparece pasados menos de 10 días desde que el paciente fue dado de alta. También se considera neumonía nosocomial a la que aparece en residencias de personas mayores o similares. Normalmente este tipo de neumonía es mucho más resistente a los tratamientos comunes, por lo que su erradicación resulta más complicada.

Tratamientos contra la neumonía

tratamiento neumonia

El tratamiento con la neumonía se hace mediante antibióticos. El tipo de tratamiento dependerá de la gravedad de la infección y del paciente en cuestión. Podemos distinguir:

Neumonías leves: Se suelen dar en personas menores de 65 años y no presentan complicaciones, más allá de seguir un tratamiento similar al que se tomaría contra la gripe.

De gravedad media: Se consideran de gravedad media las neumonías que afectan a pacientes mayores de 65 años y cuyo cuadro presenta algunas complicaciones o riesgos asociados. Requiere ingreso en un centro hospitalario.

Neumonía Grave: Este tipo de neumonía requiere de ingreso en Centro de Cuidados Intensivos. E este casi se trata de neumonías que afectan gravemente al aparato respiratorio y de salud general del paciente. En cualquier caso, una neumonía debe ser tratada siempre a tiempo ya que puede una neumonía leve puede terminar desembocando en graves problemas respiratorios a medio plazo.

En el siguiente epígrafe pasamos a ver las pruebas que se realizan para detectar una neumonía y evitar complicaciones a medio plazo.

Pruebas para detectar una neumonía

Existen diversas pruebas a través de las cuáles un profesional puede determinar si un pacieente tiene o no neumonía. Pasamos a ver algunas de las pruebas y exámenes más comunes para diagnosticar esta enfermedad.

En primer lugar, el médico auscultará la zona del tórax del paciente para determinar si existe algún silbido o ruido anómalo al respirar. Si durante la exploración el médico tiene alguna sospecha o indicio de que el paciente pueda estar desarrollando una neumonía, encargará la realización de una radiografía de tórax.

Además de la radiografía de tórax, el doctor también puede solicitar la realización de otras pruebas, como puede ser una tomografía computerizada de tórax, una prueba que consiste en el análisis mediante rayos X de la zona. Se trata de una prueba breve (dura apenas un minuto o menos) y que es totalmente indolora.

Otra de las pruebas que se pueden realizar para determinar la existencia de una neumonía es una gasometría de tórax. Esta prueba consiste en la medición del nivel de oxígeno, dióxido y acidez (pH) de la sangre).

neumonia sintomas
Si lo cree conveniente, el médico también puede pedir el cultivo de esputos (que son los restos que salen del aparato respiratorio cuando una persona tose o estornuda) para buscar la existencia de microbios o bacterias que pudieran ser provocadoras de una neumonía.

En algunos casos (los más complicados o aislados) también se puede recurrir a una broncoscopia. Se trata de una prueba en la que se introduce un tubo a través de la boca o la nariz,que avanza a través de la tráquea y llega hasta los pulmones, con el objetivo de realizar una exploración de la zona (lleva una microcámara en el extremo que se introduce). Puede llegar a ser una prueba bastante molesta e incómoda.

Por último, también se puede recurrir a la realización de otras pruebas como los hemogramas, que consisten en el conteo de glóbulos rojos, blancos o hematocritos. En el caso de las pruebas para la neumonía el valor que más se tiene en cuenta es el conteo de los glóbulos blancos.

Por nuestra parte esto es todo acerca de la neumonía. El último consejo que te podemos dar es que si sientes algún tipo de dolor pulmonar, dificultad para respirar o alguno de los síntomas que te hemos indicado anteriormente, no dudes en acudir a tu médico. Una neumonía puede ser fácilmente controlable si se coge a tiempo, pero también puede provocar problemas más graves (como desembocar en una pulmonía) si no se trata a tiempo.

Para terminar, os dejamos con un video y unos enlaces que os podrían resultar interesantes para complementar la información del artículo.

Video de los síntomas de la neumonía

A continuación, vamos a ver un vídeo explicativo de en qué consiste esta enfermedad que puede llegar a ser grave si se complica (o en función del cuadro clínico), cuáles son los síntomas, dónde se produce y cuál será el tratamiento a seguir. Te lo recomendamos porque la información que se proporciona es muy amplia y quedan bien explicados todos los puntos referentes a la neumonía.

Enlaces de interés
En Tecmoviles tenemos muchos otros artículos que te pueden resultar muy interesantes:

Y si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos en Facebook, Twitter y Google +.

Demedicina.com

Newsletter