UP

-     Escrito por lbarrera

Síntomas de la apendicitis: Causas y tratamiento

El apéndice es un pequeño órgano que va unido al intestino grueso, situado justo en la parte inferior derecha de nuestro abdomen. Tiene forma de cilindro y la mayoría de médicos y científicos señalan que este no tiene un papel claro en nuestro organismo. Se asocia con las funciones exocrina, linfática, endocrina y hasta muscular pero realmente no hay nada claro al respecto. Es por ello que, cuando se produce una apendicitis,los profesionales sanitarios no ven problema alguno en extirpar esta pieza.

¿Qué es la apendicitis?

Se trata de inflamación producida por un bloqueo que se genera en el interior del apéndice. Este conlleva un aumento de la presión, que dificulta el flujo sanguíneo y acaba por hincharse esa zona.  El problema es importante atajarlo a tiempo para que no genere consecuencias graves en el paciente, pues si llegara a romperse el apéndice podría diseminarse la infección y generar la llamada peritonitis (inflamación del peritoneo).

antiinflamatorio-para-dolores-apendicitis

Síntomas de la inflamación del apéndice

Las manifestaciones pueden variar bastante. Por lo general se caracteriza por un dolor intenso y muy localizado en la parte inferior derecha del abdomen, a modo de pequeños pinchazos que van ganando en intensidad en función de la gravedad del caso. Las molestias suelen ir acompañadas de náuseas y vómitos e incluso fiebre, con una subida de la temperatura leve. Esta última también puede indicar lo avanzado que puede estar la apendicitis y la necesidad de operar con la mayor brevedad posible.

causas-de-la-apendicitis

Hay otros síntomas que pueden tenerse en cuenta: la pérdida de apetito, estreñimiento o casos de diarrea importante, incapacidad para eliminar gases, que va acompañada de la hinchazón de la tripa. Como reseñamos, no todas las personas experimentan estas sensaciones o situaciones, pero si confluyen varias de ellas es importante acudir a un doctor para que pueda estudiar qué está pasando. Hay que recalcar que cualquiera es susceptible de padecer de apendicitis, tanto adultos como niños. Los pacientes que padecen esta situación, suelen encontrarse entre los 10 y 30 años, según se recoge en un estudio realizado por profesionales médicos de la Universidad de Bochum, en Alemania.

intervencion-apendicitis

Si quieres conocer más síntomas de apendicitis, te recomendamos leer este artículo con 10 síntomas de apendicitis:

¿Cómo puedo saber si tengo apendicitis? 10 síntomas de apendicitis

Causas más probables de apendicitis

El citado informe recoge que una de las épocas del año en la que se observa mayor incidencia de esta dolencia es el verano. ¿A qué puede deberse? Concluyen que entre las causas de esta alteración del apéndice pueden estar factores como la dieta, el mayor o menor consumo de fibra en determinados meses. Añaden la mayor exposición a agentes contaminantes en el aire, y otros puntos, que habría que tener en cuenta y que también provocan que seamos más propensos a sufrir de apendicitis.

diagnostica-apendicitis

Los especialistas señalan que, al margen de investigaciones como esa, la realidad de la práctica médica apunta a que todas las causas de apendicitis giran en torno a ese bloqueo de una parte del órgano. Cabe pues preguntarse por qué se produce el mismo.

operacion-de-apendicitis
  1. Hiperplasia de folículos linfoides. Estos se alteran cuando se infectan por un microbio, se inflaman, crecen y obstruyen la luz. Suele suceder especialmente en las primeras etapas de la vida, lo que explicaría que los chicos de entre 10 y 30 años muestren mayor tendencia hacia esta disfunción.
  2. Apendicolito o fecalito. Teniendo en cuenta que por el intestino grueso pasa toda la materia fecal para ser expulsada por el ano y que el apéndice está unido a este apéndice, puede suceder que en dicho trayecto alguna pequeña partícula de excremento se adhiera y obstaculice el punto. Se da la infección y, en consecuencia, se inflama el mismo, generando todos los efectos y sintomatología que comentábamos anteriormente.
  3. Cuerpos extraños. Puede suceder como en el caso anterior, solo que en esta ocasión el origen estaría en haber ingerido algún ‘cuerpo extraño’ que acaba por obstruir la zona del paso del apéndice al intestino.
  4. Microorganismos y parasitos. Estos inflaman los folículos linfoides y generan una hinchazón del órgano en cuestión. Entre los ‘culpables’ más frecuentes está la llamada Yersinia, un microorganismo que se relaciona especialmente con los casos diagnosticados de apendicitis.
  5. Tumores. Personas con cáncer de apéndice o de colon pueden llegar a padecer esta disfunción en determinados casos.

Tratamiento para la inflamación del apéndice

Cuando el problema da la cara suele ser necesario el paso por el quirófano, además de manera urgente para evitar situaciones que provoquen mayor gravedad. El objetivo es extirpar este órgano –apendicectomía– y se puede realizar de varias formas. Hoy en día las más frecuentes son las llamadas laparoscopia y laparotomía. ¿En qué consisten? ¿Cuál es la diferencia? ¿De qué depende la realización de una u otra cirugía?

diagnostico-apendicitis

La primera de ellas es muy sencilla, solo hay que realizar unas pequeñas incisiones en el abdomen de tal manera que podamos introducir unos instrumentos médicos para ver qué sucede en el interior. El punto a favor de la apendicectomía laparoscópica es que tiene una recuperación muy rápida, un postoperatorio breve que permite al paciente volver a estar bien muy pronto.

operaciones-quirurgicas-apendicitis

Respecto a la laparotomía, esta requiere de una incisión mayor en la parte abdominal para poder buscar y extirpar el apéndice de manera manual. En este caso el ‘después’ de la operación es algo más largo, de ahí que ya se apueste mucho más por la laparoscopia, tanto para diagnósticos en etapas tempranas como para casos ya muy avanzados.

fiebre-sintoma-apendicitis

Las intervenciones quirúrgicas de este tipo se gestionan después de haberse evaluado convenientemente cada caso. Para ello se realizan exámenes muy avanzados, desde simples radiografías abdominales o de tórax, a otras más avanzadas, como son los análisis con ultrasonidos para conseguir imágenes del interior de la pelvis y el abdomen o el TAC, una captura por rayos X para poder realizar un diagnóstico certero. Por supuesto hay que tener en cuenta también si se dan algunos de los síntomas citados anteriormente, para ver si se encuentran evidencias de que efectivamente el apéndice está inflamándose y se están generando esos desajustes que hay que atajar a tiempo.

inflamacion-del-apendice

Una vez se ha realizado la operación se realiza un seguimiento ambulatorio para comprobar que el paciente va evolucionando favorablemente. La cicatriz debe evolucionar bien y deberían eliminarse esas molestias y dolores que indicaban que se trataba de un caso de apendicitis.

También puede interesarte: 

Demedicina.com

Newsletter