Escrito por Tendenzias

Resistencia antibioticos | investigaciones

La resistencia a los antibióticos se propaga de forma rápida entre las bacterias , estudio de la Universidad de Gothenburg en cooperación con la Universidad Tecnológica de Chalmers.

Son cada vez más las bacterias que se vuelven resistentes a los antibióticos comunes, y lo peor es que se hacen resistentes cada día a más antibióticos conocidos.

 

Image2

En esta investigación se ha visto que el ADN bacteriano que a menudo es el que genera la resistencia a los antibióticos se propaga con celeridad entre los diferentes tipos de bacterias y estas reaccionan adaptándose con rapidez.

Los resultados del estudio se publican en  la revista The scientific journal Nature Communications. Las bacterias se blindan, se hacen resistentes a todo, esto se conoce como la multi-resistencia y se describe como una de las futuras amenazas importantes de la salud pública.

La resistencia a los antibióticos puede surgir en el medio ambiente y en nuestro cuerpo. La resistencia a los antibióticos se puede trasmitir entre bacterias incluso a las que causan enfermedades humanas aunque estas bacterias no estén relacionadas entres sí.

relaxase-antibiotic-resistance

La investigación

Una gran parte de las trasferencia de genes entre bacterias se lleva a cabo con la ayuda de los plásmidos conjugativos, una parte del ADN bacteriano. Un plásmido solo puede existir y multiplicarse dentro de una celda donde se pone en marcha toda la maquinaria celular. Pero después puede ser trasferida a otra célula y de esa manera  propagarse entre las bacterias.

El equipo de investigación ha estudiado un grupo de portadores de genes conocidos de resistencia a los antibioticos INcP-1 plásmidos. Utilizando análisis de ADN avanzada. Los investigadores han tenido éxito en la cartografía del origen de los diferentes IncP-1 plásmidos y su movilidad entre diferentes especies bacterianas.

Peter Norberg, investigador en el Instituto de Biomedicina de la Universidad de Gothenburg

Nuestros resultados muestras que los plásmidos de la IncP-1 el grupo que existía en estas bacterias se adaptó a diferentes bacterias. Incluso se recombinó lo que significa que un único plásmido puede ser considerado como un rompecabezas compuesto de genes, cada uno de los cuales se ha adaptado a las diferentes especies de bacterias.

Image3

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Esto nos indica la gran capacidad de adaptación y sugiere que los plásmidos pueden moverse con relativa libertad en el medio y así prosperar en muy diferentes especies de bacterias.

Ya se tenía presente que los plásmidos son importantes en la propagación de la resistencia a los antibióticos. Los hallazgos del equipo investigador confirman que el IncP-1 plásmidos se mueven, y han propagado a diversas especies de bacterias y además han interactuado directamente unos con otros para aumentar el potencial de propagación de los genes.

 

Fuente|www.sciencedaily.com/

Fotos|www.irishhealth.com, www.thehealthculture.com

www.adrian.edu/

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Demedicina.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos