Escrito por Tendenzias

Regulación de la temperatura corporal

Nuestro cuerpo precisa de un equilibrio en la temperatura interna para poder funcionar bien, en determinados momentos la temperatura de nuestro cuerpo sube como cuando tenemos fiebre o disminuye como cuando tenemos mucho frío.

En Demedicina.com hablamos de los mecanismo de regulación interna de la temperatura.

Regulación de la temperatura corporal

La regulación de la temperatura corporal

Es el resultado de distintos procesos unos incrementan el calor, otros mantienen y otros disminuyen el calor.  Por ejemplo en los animales tenemos los que hibernan durante meses pero su temperatura corporal sigue equilibrada. ¿Cómo se coordinan estos procesos entre sí?

En la regulación de la temperatura corporal distinguimos:

  1. Mecanismos de ganancia de calor
  2. Mecanismos de conservación del calor
  3. Mecanismos de pérdida de calor

Mecanismos de ganancia de calor

Gracias a lo que comemos nuestro metabolismo tiene “combustible” para liberar calor. Todos los tejidos de los seres vivos producen calor. A mayor grado de actividad mayor producción de calor.

Desde cuando dormimos que se produce muy poco hasta el ejercicio extremo donde liberaremos mucho calor. La unidad de calor es la kilocaloría.1 kcal representa el calor necesario para elevar 1 grado centígrado la temperaura de 1.000 centímetros cúbicos de agua.

Regulación de la temperatura corporal

Cuando nuestro cuerpo está en reposo, se produce mayormente el calor en el encéfalo. A medida que aumentamos la actividad el encéfalo no varía pero si la producción de calor de los músculos.

La piel está muy ligada con la regulación de temperatura, ya que está en contacto con el entorno. Los cambios en la temperatura se producen en la superficie del cuerpo. Un animal pequeño como un gorrión tienen una reacción peso volumen mayor que un animal grande como un elefante.

Así para un gorrión es más fácil perder temperatura y tendrá que producir más calor para mantener su temperatura interna. En cambio un elefante pierde menos temperatura y por lo tanto ha de producir menos calor para mantener su temperatura estable. Esta es una de las razones por las qué los animales pequeños como pájaros, musarañas,  o ratones comen siempre que pueden, para suministrar combustible para poder regular su temperatura.

El medio más común de producir calor es a través de la actividad muscular. Sin embargo cuando hace mucho frío tiritamos porque los las células de los músculos se contraen produciendo temblor en los movimientos.

Regulación de la temperatura corporal

Mecanismos de conservación de calor

La conservación de calor es importante para la supervivencia, sobre todo en condiciones de temperaturas muy altas o muy bajas. Seres humanos y animales podemos morir si no tenemos los medios adecuados para mantener el calor. La evolución ha favorecido mecanismos que usamos para conservar el calor. La piel y sus distintas adaptaciones, el tamaño corporal, o la forma del cuerpo.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Un animal grande que no pierde tanto calor tendrá una tasa metabólica más baja que un animal pequeño que pierde calor muy fácilmente.

La forma del cuerpo también influye en el mantenimiento del calor. La forma de nuestro cuerpo  pierde más calor que un animal con el mismo volumen pero más rechoncho. Existe la tendencia  entre los humanos de que complexiones más altas y esbeltas  se den en zonas tropicales mientras que en zonas frías se den complexiones más bajas y fornidas.

El pelo de los mamíferos o las plumas de las aves son adaptaciones especiales de la piel  para conservar el calor.

Regulación de la temperatura corporal

Mecanismos de pérdida de calor

En determinados momentos poder disipar el calor es vital. Cuando hacemos esfuerzos físicos producimos calor que ha de ser disipado. Una forma de disipar este calor es mediante la evaporación del sudor. Gracias a al sudor nos termo-regulamos evitando que el excesivo calor nos afecte. Caballos y vacas también disponen de este mecanismo, sin embargo otros animales no sudan, como  los perros, ratas o gatos. La forma que tienen para disipar el calor es jadear para de esta forma evaporar la humedad acumulada.

Por ejemplo las abejas para evitar sobrecalentarse a altas temperaturas expulsan gotas de néctar sobre sus lenguas, al evaporarse reduce la temperatura y les sirve también para concentrar el néctar.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Las orejas son útiles para disipar el calor. Lo vemos en los perros o los elefantes.

¿Sabías que si un perro persigue a un conejo en un día caluroso el perro puede perseguirlo pero el conejo puede morir de sobrecalentamiento?

Esto sucede porque al correr se eleva la temperatura corporal, pero mientras el perro posee un sistema especial para refrigerarse en el encéfalo, el conejo no lo tiene, así que si corre mucho en día caluroso no podrá disipar su temperatura corporal.

Si te ha gustado el artículo puedes compartirlo en Google +, Facebook o Twitter. Gracias por leer Demedicina.com

También te puede interesar

Ola de calor recomendaciones

Quemaduras del sol: ¿por qué son tan dolorosas?

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Fuente|Psicologia Fisiológica -(Mark R. Rosenzweig y Arnol I Leiman)

Fotos|www.asklubo.com,englishclass.jp/wellroundedmama.blogspot.com/

sukadogwalking.com/

Demedicina.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos