Escrito por Tendenzias

¿Qué ocurre si tomo muchas vitaminas?

Todos sabemos de la importancia que tiene ingerir alimentos que sean ricos en vitaminas para mantenernos en perfectas condiciones, y es que estos son nutrientes indispensables para que nuestro cuerpo realice todas sus funciones. Sabemos además que las vitaminas las podemos encontrar en frutas y verduras, pero que hay mucha gente, que recurre a vitaminas artificiales sin reparar en que es tan malo el exceso de vitaminas como la falta de esta.

Por esto, en este post te explicaremos el por qué la toma excesiva de vitaminas artificiales es perjudicial para nuestra salud. Continua leyendo para saber lo perjudicial de la suplementación excesiva de Vitaminas y sigue nuestros consejos.

El abuso de las vitaminas artificiales

El abuso de las vitaminas artificiales puede ocasionar muchos daños en nuestro organismo, ya que estas pueden llegar a ser tóxicas para nuestro cuerpo. La Vitamina C, por ejemplo, es una de las vitaminas aliadas con nuestro organismo en esta época del año, nos ayuda a prevenir los resfriados reforzando nuestras defensas. Sin embargo, consumidas en exceso, pueden llegar a ser muy malas para el organismo, porque nos puede producir problemas digestivos además de intestinales, pudiendo derivar en cálculos renales.

El exceso con las Vitaminas: Que puede provocar

El retinol, o también conocida como la Vitamina A, consumida en exceso puede traernos problemas relacionado con náuseas, fatiga, pérdida de peso, estreñimiento y hasta un anómalo desarrollo de nuestros huesos. En ocasiones esta hiper-vitaminosis se puede confundir con los síntomas de un tumor cerebral

En referencia a las vitaminas del grupo B, los efectos también pueden ser nefastos para nuestro organismo. Un exceso de la Vitamina B12, por ejemplo, puede traer consigo problemas como urticaria, disminución del apetito y puedes llegar a sufrir una bajada de potasio de tu organismo.

Otra vitamina como puede ser la E, consumida en grandes cantidades puede provocarnos dolores abdominales, náuseas y hasta alteraciones en la coagulación sanguínea. El exceso de la Vitamina D, nos puede llevar a consecuencias graves para nuestro organismo, como puede ser la calcificación de los tejido blandos, inapetencia, náuseas, fatiga, y en niños puede frenar su crecimiento, además de ser un enemigo del sistema cardiovascular y renal.

Consejo

Consumiendo productos naturales, es casi imposible que provoques un exceso de vitaminas, pues casi siempre suele generarse por el consumo en exceso de productos vitamínicos artificiales. Si padeces esto, la forma de evitar estos síntomas es dejar de consumir los complementos alimenticios que nos están aportando tantas vitaminas hasta que nos recuperemos del malestar provocado por estas.

Demedicina.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos