Escrito por Tendenzias

¿Qué hacer cuando te quemas?

¿Quién no se ha quemado alguna vez? Os contamos qué tienes que hacer cuando te quemas, tanto remedios caseros como cuándo acudir al médico.

Distingue el tipo de quemadura

Lo primero que tenemos que hacer es diferenciar el tipo de quemadura que nos hemos hecho, pues si se trata de una quemadura grave (2º o 3º) de nada van a servir los remedios caseros, vamos a tener que acudir directamente al médico.

tipos-de-quemaduras

En la imagen que os mostramos a continuación podéis ver los distintos tipos de quemadura de una forma práctica. Aún así, a grandes rasgos, las quemaduras se diferencian por:

  • Quemadura de 1º grado: Enrojecimiento de la piel, dolor local, inflamación moderada
  • Quemadura de 2º grado: Ampollas, dolor local intenso, inflamación afectada
  • Quemadura de 3º grado: no hay dolor local y grandes daños a nivel d piel, pudiendo verse tejidos musculares, la grasa o los huesos.

Las quemaduras leves o de primer grado sí pueden ser tratadas con remedios caseros o naturales para evitar molestias o infecciones. El resto, se debe acudir rápidamente al médico para que puedan llevar a cabo el mejor tratamiento.

Al igual que si te has quemado en una zona complicada, independientemente del grado de la quemadura (como pueden ser los genitales), es importante que lo vea un médico para evitar infecciones y más dolor.

¿Qué hacer cuando te quemas? Agua fría

Lo primero que tienes que hacer cuando te quemas es poner la zona quemada bajo un buen chorro de agua fría durante un minuto aproximadamente. Para ello, antes de nada hemos de quitar todas aquellas prendas que nos pudieran molestar. No solo para aplicar el agua, sino que podrían provocar rozaduras en la quemadura.

Aplicar agua sobre la quemadura es el primer paso que tienes que llevar acabo ya que evitará que aparezcan ampollas y se calme el ardor. Eso sí, siempre que la piel no se haya roto y sólo se haya producido un enrojecimiento.

que-hacer-si-te-quemas

¿Qué hacer cuando te quemas? Aloe vera

Una vez que has aplicado agua sobre la quemadura una de las posibles acciones que puedes llevar a cabo es echar un poco de aloe sobre la piel, ya que ésta tiene múltiples beneficios para la piel y la regeneración de la misma, además de que crea una película entorno a ella.

Puedes encontrar cremas de aloe vera en cualquier farmacia o supermercado, aunque te recomendamos el uso de aloe vera natural. Puedes tener tu propia planta en casa y cortar una de las hojas del fondo, las que estén más gorditas y antiguas, la cortas por la mitad y echas el jugo del mismo sobre ella.

Remedios naturales: Miel

Dentro de los remedios naturales para las quemaduras la miel es una de las más eficaces ya que tiene múltiples propiedades. Por un lado, la miel es un potente antihistamínico que previene la infección y la calma al instante el ardor de la quemadura.

Lo único que tendrías que hacer es echar un poco de miel sobre la quemadura y dejar que se vaya secando. Pasados unos buenos minutos puedes retirar la miel con un poco de agua; a su vez, puedes repetir esta misma operación en diferentes momentos del día para ayudar a la piel a regenerarse y que quede la mínima marca.

que-hacer-si-te-quemas-venda

Protege la piel de la quemadura

Este dicho de que las quemaduras hay que dejarlas al aire libre para que se curen mejor no es cierto, hay demasiados agentes externos que pueden provocar que una simple quemadura se complique y se infecte.

La mejor opción es que tras limpiar la zona y aplicar una pomada (si es que has escogido esa opción) es cubrir la quemadura con una venda o gasa estéril limpia, sin ejercer ningún tipo de presión.

¿Qué no hacer cuando te quemas?

A pesar de que uno de los remedios más conocidos es la pasta de dientes ¡NO! se puede poner sobre la quemadura.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

En muchas páginas web aparece que se puede aplicar hielo directamente sobre la quemadura o a través de una bolsa de plástico pero, como veréis, no es lo más recomendable.

No utilices cualquier crema o pomada sobre la quemadura (a no ser que te lo haya recomendado un médico) ya que se puede producir una infección innecesaria. Eso quiere decir que tampoco se recomienda utilizar ningún tipo de mantequilla ni grasa.

Otros consejos sobre las quemaduras

quemaduras
En el caso de las ampollas, no se recomienda poner una gasa sobre ellas para recubrirlas. Sin embargo, hay algunas personas que, por su trabajo, pueden ser propensos a las quemaduras y a la salida de ampollas (por ejemplo, el personal de cocina de un restaurante) y que han de cubrirlas por motivo de higiene. En este caso lo más recomendable son los parches anti ampollas, que permiten proteger la zona afectada sin hacer presión sobre la ampolla.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que hay determinadas quemaduras que se puede curar uno mismo en casa, o simplemente acudiendo a nuestro médico particular a que nos recete una pomada. Sin embargo, hay otras quemaduras que van a necesitar atención hospitalaria especializada ya que pueden representar mayor riesgo para la salud. Por ejemplo, hay quemaduras demasiado profundas que pueden llegar a infectarse, mientras que otras son demasiado grandes y por tanto, la quemadura no cura ni cicatriza porque la piel no llega a regenerarse. En general se recomienda acudir de forma urgente al hospital cuando la porción de quemaduras considerables supera el 8%-10% del cuerpo.

Por otra parte, también se debe tener en cuenta la naturaleza de la quemadura. Por ejemplo, no es lo mismo una quemadura pos haberse expuesto demasiado tiempo el sol, que una quemadura por aceite hirviendo, que es mucho más grave, profunda y puede dejar secuelas mucho más graves a corto plazo. Tampoco es lo mismo una quemadura producida por electrocución, o una quemadura interior provocada por haber ingerido sustancias tóxicas o corrosivas.

La gravedad de la quemadura también depende de la zona donde se haya producido. No es lo mismo una quemadura en la mano, donde no hay órganos vitales, que una quemadura en el rostro o en la zona genital. En cualquiera de estos casos se recomienda cubrir la zona del afectado con un paño húmedo y acudir al centro de salud más cercano.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Esperamos que el post os haya resultado de ayuda y hayáis aprendido a actuar frente a una quemadura. Eso sí, lo mejor es tomar las medidas de prevención adecuadas para evitar que se produzcan. Para terminar, os dejamos con un video y unos enlaces que os podrían resultar interesantes para complementar la información del artículo.

Video: remedios para las quemaduras

En el siguiente vídeo puedes ver una serie de remedios caseros para combatir las quemaduras leves que se producen en el día a día:

Enlaces de interés

En Demedicina tenemos muchos otros artículos que te pueden resultar muy útiles para saber más cosas sobre las quemaduras y sus efectos:

Y si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos en Facebook, Twitter y Google +.

Demedicina.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos