Escrito por Tendenzias

Qué es y para qué sirve el coma inducido

La palabra “coma” es un término que, en relación con la salud, no parece traer nada bueno. El coma es un estado al que el paciente, normalmente, llega a causa de un accidente o enfermedad muy grave y que le deja en estado crítico. Sin embargo, hay otros tipos de coma que son provocados y, de hecho, en ocasiones son la única alternativa para salvar la vida del paciente. Es el caso de coma inducido.

inducir coma

¿Qué es el coma inducido?

El coma inducido es un estado de inconsciencia profunda provocado por la administración de fármacos barbitúricos. Su objetivo principal es “desconectar” el cerebro y reducir el consumo de sangre, glucosa y oxígeno que necesita. El coma inducido se lleva a cabo en caso de que el paciente presente algún tipo de lesión que provoque un aumento de la presión dentro del cerebro, o para protegerlo en caso de una neurocirugía de riesgo.

En el coma inducido, al paciente permanece completamente sedado, y su parte consciente del cerebro permanece totalmente desconectada. Por tanto, el paciente no responde a ningún tipo de estímulo y se encuentra profundamente sedado. De esta manera, los médicos reducen la necesidad de oxígeno y sangre del cerebro. Por explicarlo de una forma más simple, es como si el cerebro se quedase en “stand by” mientras el cuerpo trata de recuperarse. Esto también permite a los doctores monitorizar la actividad cerebral y realizar operaciones que necesitan de demasiado consumo de oxígeno.

Pero veamos más en profundidad en qué consiste el coma inducido, cuándo se aplica y qué riesgos o ventajas puede suponer para el paciente.

¿Para qué sirve el coma inducido?

estado coma
El coma inducido sirve para inducir un estado de inconsciencia en el paciente para así aumentar su seguridad, reducir el dolor, facilitar la realización de procedimientos y provocar amnesia en el paciente, esto es, que no recuerde lo ocurrido durante el coma.

El coma inducido permite cuidar al cerebro y que éste, a pesar de tener neutralizado el módulo de consciencia, pueda seguir trabajando para mantener las constantes vitales. A continuación vemos en qué casos se puede o debe inducir a un paciente el coma.

¿Cuándo se induce el coma?

El coma puede inducirse por muchas razones distintas. Una de las más comunes es la existencia de algún tipo de lesión cerebral grave u otro problema que cause un aumento en la presión intracraneal. También se induce el coma en el caso de operaciones neurológicas con riesgo de que el paciente pueda tener una insuficiencia de oxígeno en el cerebro.

coma inducido
Otra de las causas más comunes para el coma inducido es cuando el paciente necesita de ayuda de ventilación mecánica, por ejemplo en caso de neumonías o pulmonías graves en la que el paciente necesite respiración mecánica asistida. En estos casos, el paciente debe estar sedado para que la máquina pueda realizar su trabajo correctamente.

Otros casos en los que el coma puede ser inducido es para reducir el dolor y facilitar procedimientos médicos en personas que tengan lesiones físicas muy graves y dolorosas, como por ejemplo en caso de quemaduras muy graves.

Hay que citar que existen diversos niveles de coma inducido. La escala de “sedación” va de 3 a 15. Dependiendo del nivel de sedación, la persona puede estar en una coma profundo en el que no es consciente de absolutamente nada, o puede ser a veces consciente de estímulos, como olores o sonidos.

Como decimos, el coma inducido es una solución que se aplica en caso de máxima necesidad y que sea indispensable para mantener las constantes vitales del paciente o realizar las operaciones médicas necesarias. Por tanto, como respuesta a un problema grave que es, sus riesgos también pueden ser elevados, aunque estos dependen de la gravedad de la lesión y , sobre todo, de las posibilidades de los médicos de solucionar el problema y recuperar al paciente del coma inducido lo antes posible. A continuación vemos algunos de los riesgos del coma inducido.

Riesgos del coma inducido

El coma inducido presenta riesgos elevados por el hecho de que es una solución que se aplica ya cuando el estado físico o neurológico del paciente reviste mucha gravedad.

En realidad, no están muy claros los beneficios de inducir el coma, más allá de que el paciente se muestra inconsciente y no sufre, y que los médicos pueden realizar procedimientos y monitorizar las evoluciones del cerebro con mayor facilidad.

Sin embargo, no están claros los beneficios de inducir el coma en cuanto a la recuperación del paciente, e incluso en ocasiones se ha acusado a este procedimiento de ser uno de los principales causantes de la pérdida cognitiva o deterioro cerebral en pacientes. Tampoco parece haber demostrado ser una ayuda eficaz a la hora de tratar aneurismas intracraneales, ictus o hemorragias intracraneales.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

coma
La pregunta más evidente sobre los riesgos de un coma inducido es: ¿qué probabilidades tiene una persona de despertarse de este estado? Bien, en este caso cabe decir que no es lo mismo que la persona entre en coma por sí misma y la gravedad de sus problemas de salud, que se le induzca el coma de modo artificial. Es importante el tiempo que haya pasado después de que el paciente haya entrado en coma, por eso en el caso del coma inducido hay casos en que las posibilidades de despertar son mayores, al ser un tratamiento previsto por los médicos.

Como ya hemos mencionado, la probabilidad de despertar de un coma depende de cuánto tiempo se ha permanecido en este estado: si dentro de las dos semanas siguientes abre los ojos espontáneamente, aproximadamente el 74% de estos pacientes podrán volver a la conciencia; cuando los ojos están abiertos de la segunda a la cuarta semana, solo el 32% se recuperan, y si ocurre durante el segundo mes, esta cifra se reduce hasta el 18%. Después de cuatro meses de coma causado por daño cerebral la posibilidad de recuperación parcial, no total, es inferior al 15%, ya que el período de inactividad de cerebro es demasiado largo y es seguro que van a existir secuelas.

En definitiva, el coma se induce cuando el paciente ya tiene un daño neurológico importante o su estado de salud reviste mucha gravedad, por lo que en muchos casos los riesgos de este procedimiento son altos y los resultados son toda una incertidumbre. Existen pacientes que se recuperan casi totalmente después de un coma inducido, mientras que otros presentan lesiones cerebrales de por vida. Por ejemplo, ahí está el ejemplo de Michael Schumacher, que se encuentra en coma inducido desde su accidente esquiando. Lo más probable es que cuando despierte tenga gravemente alteradas sus funciones cerebrales.

Otra de las preguntas que suscitan más dudas acerca del coma inducido es: ¿cuánto se tarda en salir de él? ¿Es algo instantáneo o es un proceso que se produce a lo largo de más tiempo y que los médicos pueden predecir? En el siguiente punto lo vemos.

¿Cuánto se tarda en despertar del coma inducido?

coma
La respuesta más correcta sería “depende”. Hay personas que responden rápidamente cuando se le retira la sedación farmacológica y despiertan en cuestión de minutos u horas. Otros pacientes pueden demorarse días. Algunos de los factores que pueden influir en el tiempo de recuperación son:

  • El tiempo que el paciente haya pasado en coma profundo inducido. A medida que aumenta el tiempo en que el paciente está en coma inducido, también aumentan las posibilidades de que no pueda lograr una recuperación completa o que sus funciones cerebrales hayan sido afectadas.
  • La intensidad de la sedación también puede influir en el tiempo que el paciente tarda en despertar del coma.
  • Las lesiones que afectan al sistema nervioso central.
  • Las lesiones que causan insuficiencias renales o hepáticas.
  • La edad del paciente.
  • La gravedad de la lesión.

Estos factores influyen notablemente a las posibilidades del paciente de despertarse del coma, siendo en algunos casos lesiones o circunstancias totalmente incompatibles con la vida. En ese caso el coma inducido solo sirve para mantener al paciente vivo, pero sin posibilidades de recuperación.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

También cabe destacar que si un paciente despierta después de mucho tiempo en coma, no va a poder entrar en interacción inmediata con el entorno, hablar o moverse. La reacción sería un proceso gradual que puede tardar más o menos tiempo dependiendo de la gravedad de la lesión o de las secuelas. Es muy posible que la persona haya olvidado muchas cosas de su vida y que tenga que volver a aprender a realizar numerosas actividades cotidianas, en caso de que sus funciones cerebrales y motrices aún se lo pudieran permitir.

Otro punto importante respecto a las personas que han estado durante largos tiempos en coma es que al paciente se le han de realizar terapias físicas personalizadas, siempre y cuando su condición lo permita. Los ejercicios son muy importantes para empezar a recuperar la movilidad después del coma.

En el siguiente punto puedes conocer los casos de algunas personas conocidas que han estado en coma inducido (algunas de ellas con mejor resultado que otras).

Casos de personas que estuvieron en coma inducido

coma inducido
Como ya hemos dicho, existen numerosos casos en los que los médicos inducen un coma al paciente para pode relizar mejor operaciones complicadas, para evitar riesgos o evitar que los órganos vitales se desgasten demasiado en momentos delicados. Sin embargo, han existido algunos casos más mediáticos que nos pueden servir para entender todavía un poco mejor en qué consiste el coma inducido.

Uno de los casos más recientes y más conocidos es el de el ex piloto de Fórmula 1 Michael Schumacher, uno de los pilotos más laureados de la historia. El campeón alemán tuvo una caída mientras esquiaba y se produjo una lesión en la cabeza que le dejó en estado crítico. Los médicos le indujeron un coma para poder mantener sus contantes vitales y realizar en ´le todas las tareas médicas pertinentes. En el año 2014 el piloto alemán salió del coma. Sin embargo, el secretismo que envuelve su estado de salud es total y poco se sabe acerca de su estado actual.

También en el año 2014 Lorenzo de Bélgica, príncipe de este país e hijo del Rey Alberto II de Bélgica y de la reina Paola, tuvo que entrar en coma inducido para que los médicos le pudieran tratar de una neumonía.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

También hay casos en los que el coma inducido reporta graves secuelas a los pacientes. De hecho, es una solución que se aplica en casos de máxima necesidad y es frecuente que la persona nunca vuelva a despertar o, en caso de hacerlo, que nunca vuelva a ser la misma (tendrá funciones cerebrales alteradas) En otras ocasiones, el coma inducido tampoco sirve para salvar la vida del paciente. Es lo que ocurrió con la hija de Whitney Houston, a quien le fue inducido un coma tras haber sido hallada con una sobredosis de heroína. La sobredosis le produjo un daño cerebral del que no se pudo recuperar y falleció después de 6 meses en coma inducido.

En estos casos se puede ver que en ocasiones el coma inducido en neesario pero sus resultados son inciertos (caso de Michael Schumacher). En otros casos ayuda a salvar vidas (Lorenzo de Bélgica), pero en los casos más graves no deja de ser la última opción a la que agarrarse, cuando no existe realmente solución (la hija de Whitney Houston).

Esperamos que el artículo os haya resultado de ayuda y sepáis un poco más sobre el coma inducido, para qué sirve y cuáles son sus ventajas y sus inconvenientes. Para terminar, os dejamos con unos enlaces que os podrían resultar interesantes para complementar la información del artículo.

Enlaces de interés:
En Demedicina tenemos muchos otros artículos que te pueden resultar muy útiles si quieres saber más cosas acerca de diversos problemas de salud:

Y si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos en Facebook, Twitter y Google +.

Demedicina.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos