Pruebas de drogadicción
0 votos

Pruebas de drogadicción

Hoy en día las pruebas para detectar una adicción a sustancias toxicológicas han evolucionado hasta el punto que se pueden realizar desde casa con una gran fiabilidad. Por supuesto, siempre serán las más específicas y fiables las pruebas de drogadicción realizadas por un profesional sanitario, pero dada la gran demanda existente, por ejemplo por parte de padres preocupados por la salud de sus hijos, cada vez es más frecuente su utilización en el propio domicilio mediante la orina o la saliva de la persona a evaluar.

Son muchas las empresas que ofrecen pruebas de drogadicción que el cliente puede recibir en su propio domicilio, para realizarlas a la persona de quién se desea conocer si consume este tipo de sustancias o no y su precio es variable en función de si busca un tipo concreto de droga o se quiere una comprobación de varios tipos de sustancias. Los precios pueden oscilar desde los 20 euros, por una prueba simple, hasta más de 100 euros por recibir varias pruebas a realizar en diferentes días, según los parámetros que queramos analizar: si se sospecha un uso continuado, si se piensa que el consumo es de diferentes tipos de drogas, etc. Los resultados de estas pruebas que se realizan en casa, tanto si es a través de la saliva como de la orina, se obtienen en una media de 5 – 10 minutos y se aconseja su repetición en varios días alternos para obtener un resultado más fiable.

En general, las pruebas que se realizan en un centro sanitario por personal cualificado, suelen ser también de orina o de sangre, aunque aquí también son posibles el análisis de  los contenidos estomacales, los cuales se obtienen a través de un lavado gástrico o después de vomitar. No es necesaria ninguna preparación para este tipo de examen médico. Eso sí, al tratarse algunas veces de parte de una investigación sobre consumo de drogas o drogadicción, se pueden requerir consetimientos especiales y una manipulación y etiquetado de muestras muy concreto.

Este examen con frecuencia se utiliza en situaciones de emergencia para evaluar posibles sobredosis, intoxicación – accidental o no – o para determinar una toxicidad aguda por drogas, interacción con otros medicamentos, etc.

A un nivel más técnico, las pruebas de drogadicción a modo de control, son más elaboradas, combinando las pruebas de orina o sangre en muestras autentificadas (imposibles de falsear) utilizando pruebas confirmatorias (cromatografía de gases junto con espectrofotometría de masas) al que se pueden añadir pruebas en muestras de pelo en cada escalón del seguimiento. Eso sí, las muestras de pelo, al contrario de lo que mucha gente piensa (en relación a su fiabilidad) sólo deben ser vistas como un complemento a otro tipo de pruebas y sobre todo, para constatar el abuso de la droga en el tiempo de consumidores crónicosEste tipo de pruebas son más comunes en programas de reinsercción de drogadictos o pruebas judiciales, en los cuales es necesaria la comprobación de la no recaída del paciente, así cómo su total validez.

En cualquier caso, hay un perido de tiempo concreto que varía según el tipo de droga, pasado el cual ya no resulta sencillo detectar su presencia en el organismo. Para el alcohol, por ejemplo, tenemos un máximo de 10 horas mientras que para otras sustancias, como el cannabis, su presencia tras un uso excesivo podría ser detectada hasta 11 semanas después.


Imágenes: alfascientific.com  laboratoriosdeanalisisbobillo.es  lizandrocolmos.com

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>