Escrito por Tendenzias

Placenta previa: Causas, Síntomas y Tratamiento

En este artículo vamos a hablar sobre un problema que puede suponer una importante complicación durante el embarazo y también para el parto. Se trata de la placenta previa: conocemos sus causas, síntomas y tratamiento.

Placenta previa, ¿qué es?

Durante las primeras etapas de embarazo, la placenta se suele situar en la parte inferior del útero, cerca del cuello uterino. Sin embargo, a medida que el embarazo avanza, ésta se va desplazando hasta la parte superior del útero, para dejar libre el cuello uterino en el momento del parto. Sin embargo, hay casos en los que la placenta no se desplaza y se queda, parcial o totalmente, ocupando el cuello uterino. A esto se le denomina placenta previa.

Existen diferentes tipos de placenta previa, dependiendo de la porción de cuello uterino que tape. En el caso de la placenta previa marginal, ésta se encuentra en un lateral del útero y no llega a tapar el cuello uterino, aunque no está en su posición habitual. Por otro lado, está la placenta previa parcial, en la que tapa una parte del cuello uterino. Por último, tenemos la placenta previa total, en la que el cuello uterino se encuentra totalmente obstruido.

La placenta previa es una complicación que afecta a 5 de cada 1.000 mujeres embarazadas, y puede causar graves riesgos, tanto para la madre como para el feto. Por ello, a continuación vamos a profundizar un poco más en los diferentes aspectos de este problema.

Causas de la placenta previa

La placenta previa es un problema no demasiado común, aunque existen ciertos factores de riesgo que pueden aumentar el riesgo de padecerla. Uno de estos factores tienen que ver con el consumo de tabaco o drogas. Está comprobado que las embarazadas que fuman o consumen cocaína tienen más posibilidades de desarrollar placenta previa.

Por otro lado, también hay otros factores que pueden aumentar el riesgo de padecer este problema, como puede ser el hecho de haber tenido hijos anteriormente, estar embarazada de mellizos o trillizos, tener algún tipo de antecedente de este problema, haber sufrido algún aborto, cesárea o algún tipo de cirugía en el útero, haber realizado una fecundación in vitro etc.

Asimismo, la edad también se considera un factor de riesgo, siendo las mujeres mayores de 35 años las más propensas a sufrir este problema. Veamos en qué consisten sus síntomas.

Síntomas de la placenta previa

El síntomas más notorio de la placenta previa es el sangrado vaginal, que puede llegar a ser de carácter muy grave e incluso llegar a provocar la muerte de la madre o del bebé. Normalmente, este sangrado aparece durante el segundo o tercer trimestre de embarazo. El sangrado suele aparecer y desaparecer de manera súbita, y puede volver a ocurrir días después. Generalmente, la madre no presenta dolor alguno o molestia durante el sangrado aunque en ocasiones también pueden tener úlceras. El sangrado puede llegar a ser muy intenso, en cuyo caso puede existir grave riesgo para la salud de la madre y el bebé.

Aparte de los síntomas que puede tener la madre, hay que tener en cuenta los riesgos que también puede suponer para la salud del bebé. En muchos de los casos de placenta previa se tiene que provocar una cesárea y el bebé nace todavía sin los órganos interiores formados. Incluso, en los casos más graves podría llegar a provocar la muerte del bebé.

Por otro lado, la placenta previa también puede dejar algunas secuelas posteriores en la madre, como las derivadas de la realización de una cesárea. En los casos más graves podría llevar a la extracción del útero.

Diagnóstico y tratamiento

La placenta previa es un problema potencialmente muy grave, que debe ser tratado lo antes posible por un ginecólogo. El tratamiento depende del diagnóstico efectuado, que se basa principalmente en tres factores: el análisis de las ecografías que muestran la porción de cuello uterino obstruido, la semana de embarazo en que se encuentra la madre, y la frecuencia y abundancia del sangrado.

Si es un caso de placenta previa marginal o parcial en la que el sangrado no es abundante, se le pueden recomendar a la madre medicamentos para retrasar el embarazo, al menos hasta la semana 36. Es normal que durante este tiempo la madre deba seguir una serie de precauciones, como evitar el ejercicio físico, las relaciones sexuales, las duchas vaginales, etc. En algunos casos, el ginecólogo puede dictaminar el ingreso de la madre en el hospital para poder llevar un mejor control de los síntomas.

Hay otros casos en los que el sangrado es más abundante, y podría ser necesario realizar transfusiones a la madre para compensar la pérdida de sangre. Una vez se haya alcanzado la semana 36 de embarazo el médico valorará los riesgos de realizar un parto prematuro. En los casos de placenta previa estos partos se realizan siempre mediante cesárea, ya que un parto vaginal provocaría demasiado sangrado y la madre y el bebé correrían demasiado riesgo.

Otras recomendaciones

La placenta previa es un problema que, en ocasiones, aparece sin factores previos que lo puedan explicar clínicamente. Sin embargo, está demostrado que el consumo de tabaco o cocaína aumentan las posibilidades de sufrirla. Por tanto, y no hace falta decirlo, hay que evitar el consumo de estas sustancias, más aún durante la gestación.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Muchos expertos también señalan que es importante seguir otras recomendaciones, entre las que se encuentran intentar siempre en la medida de lo posible tener partos vaginales y evitar las intervenciones quirúrgicas. Otra de las recomendaciones más frecuentes es espaciar entre sí los embarazos al menos un año y medio o dos años. También, tener en cuenta que a ciertas edades aumenta el riesgo de tener placenta previa, así que es necesario estar precavidas.

En cualquier caso, se trata de un problema que, por su gravedad potencial, debe ser evaluado de inmediato por el ginecólogo, por lo que si notamos algún sangrado anormal no hay que dudar en acudir a él para que nos dé un diagnóstico y un tratamiento.

Enlaces de interés:

Demedicina.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos