Escrito por Tendenzias

Los efectos secundarios de la radioterapia

La radioterapia es, junto a la quimioterapia, uno de los tratamientos que se emplean con más frecuencia para combatir el cáncer. La radioterapia se un tratamiento complicado, que se basa en la aplicación de radiación o rayos X de alta frecuencia. Es un método agresivo que comporta ciertos efectos secundarios que vemos a continuación.

radioterapia efectos secundarios

Radioterapia: efectos secundarios

Como decimos, la radioterapia es un tratamiento agresivo que se basa en la aplicación de radiación para combatir las células cancerosas. Estos son algunos de los principales efectos secundarios que puede tener en los pacientes:

Caída del pelo: Se comienza a producir aproximadamente a las dos o tres semanas de iniciar el tratamiento. En caso de dosis más leves, el pelo suele volver a salir, aunque en menor cantidad y más débil. En caso de dosis más fuertes la caída del pelo puede ser irreversible.

Cansancio: Es uno de los principales síntomas asociados al tratamiento por quimioterapia. Se trata de un cansancio mucho más acusado que el cansancio normal, y que puede verse acrecentado por el estrés de las vistas al médico, a poner el tratamiento, etc. Este cansancio puede variar de un día a otro y dificulta la realización de actividades cotidianas normales.

radioterapia Alteraciones en la piel: Cuando el paciente lleva unas dos semanas de tratamiento es habitual la aparición de una mancha roja en la piel que, con el paso del tiempo, suele cambiar a una tonalidad más oscura. Desaparecen al finalizar el tratamiento.

Mucositis: Es la alteraciones de las mucosas de la boca, que puede manifestarse con la aparición de heridas y llagas que pueden tener un abundante sangrado e infectarse.

Otras alteraciones en la boca: La quimioterapia también puede producir otro tipo de alteraciones en el sentido del gusto, como la alteración en la percepción del sabor o la xerostomia (boca seca).

Problemas para comer: El cansancio, los problemas en la boca o la alteración de la percepción del sabor puede provocar una desgana a la hora de comer, pérdida del apetito e interés por los alimentos. Sin embargo, aún así el paciente debe forzarse a comer, ya que estar bien alimentado aumenta en gran medida las posibilidades de resistir el tratamiento.

Otros de los efectos secundarios de la radioterapia que no se pueden olvidar son las diarreas, náuseas, vómitos y la desaparición del apetito sexual.

Para terminar, os dejamos con un vídeo y unos enlaces que os podrían resultar interesantes para complementar la información del artículo.

Vídeo sobre la radioterapia

En este vídeo puede conocer de primera mano mucha más información muy útil sobre la radioterapia:

Enlaces de interés

En Demedicina tenemos muchos otros artículos que te pueden resultar muy interesantes:

Y si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos en Facebook, Twitter y Google +.

Demedicina.com

Newsletter