UP

-     Escrito por canguro

Lesiones musculares

Una anomalía dolorosa que se produce a nivel muscular es llamada “lesión muscular”, siendo sus causas debidas por lo general a un exceso de esfuerzo o golpe externo, por lo que a continuación en Demedicina os explicamos cómo se producen exactamente y cómo tratarlas.

lesiones-musculares

Lesiones musculares

image

Este tipo de lesiones son en mayor medida las llamadas lesiones deportivas, siendo los atletas quienes las padecen constantemente, en todos los ámbitos del deporte, ya que estadísticamente ocupan el primer lugar como causa de enfermedad generada en estos profesionales, por los excesos de esfuerzo.

La variedad de estas lesiones deportivas es muy amplia, basándose en la estructura se pueden clasificar como lesiones musculares, ligamentosa, músculo articular, así como sus combinaciones como músculo-ligamentosa o ligamento-articular.

Entre las más comunes se destacan aquellas que padecen los miembros inferiores en relación a los superiores,  también su  clasificación  se  comprende  por  su  origen  en  el movimiento, como por elongación u acortamiento.

Tipo de lesiones musculares

lesion muscular Por acortamiento:

  • Inflamación muscular de efecto retardado: Es lo que comúnmente conocemos como “agujetas”. ¿Quién no ha sufrido dolor muscular después de hacer ejercicio físico intenso sin estar acostumbrado? Las agujetas no llegan a ser lesiones musculares, pero indican que el músculo está cansado. Suelen aparecer varios horas o un día después de haber practicado ejercicio.
  • Contracturas: Son lesiones que se producen debido a una sobrecarga de trabajo en un músculo determinado. Consiste en un estado de rigidez involuntario de uno o varios músculos. Por ejemplo, los futbolistas suelen tener contracturas en la zona del cuádriceps o del gemelo.
  • Calambres: Son contracciones involuntarias y dolorosas de uno o varios músculos. A diferencia de las contracturas, que tienen un carácter más duradero, los calambres son breves en sí mismos, pero pueden llegar a durar bastante tiempo. Podría equipararse a recibir pequeñas descargas eléctricas en el músculo. Suelen aparecer cuando el cansancio es extremo, por ejemplo son comunes en los tenistas cuando juegan 4 y 5 horas de partido.

rotura de fibras Por elongación:

  • Distensiones: Se produce cuando un músculo es sometido a una tensión exagerada y se produce un desgarro. Es una lesión bastante dolorosa, que puede ser provocada por golpes o sobrecarga de ejercicio.
  • Contusión: Se produce por el impacto de algún cuerpo en el músculo, que al chocar con el hueso se rompe produciendo una hemorragia (lo que llamamos un hematoma). Su gravedad depende de la fuerza, lugar, o cercanía del impacto.
  • Desgarro fibrilar: Lo que se suele denominar una rotura de fibras. Las fibras musculares se pueden romper a causa de la fatiga muscular intensa o a fuertes traumatismos.
  • Desgarro total: Se trata de la misma lesión que en el caso anterior, pero en este caso de mayor gravedad (mínimo 3 semanas de recuperación). En este caso la rotura de las fibras del músculo es total y afecta también a otras partes del músculo y los vasos sanguíneos.

lesiones-musculares-causa

¿Por qué se producen las lesiones musculares?

Los motivos o desencadenantes de las lesiones musculares, pueden ser de carácter interno (nutrición, equilibrio electrolítico, reservas de glucógeno, ausencia de calentamiento u estiramiento) y externo (cargas pesadas, movimientos repetitivos, golpes, lesión mal curada, posturas erróneas, etc).

Podemos decir que las lesiones musculares se producen principalmente en:

  • En gente con lesiones previas debido a la existencia de una debilidad muscular
  • Después de un estiramiento estático, debido a la inhibición de los huesos musculares que controlan el ciclo de estiramiento/acortamiento regulando la longitud del músculo
  • En personas más ancianas debido a que los músculos se vuelven menos flexibles conforme la edad aumenta
  • En músculos con flexibilidad y movilidad pobres ya que este no puede enlongarse mucho sin lesionarse, especialmente cuando la persona se fatiga
  • Tras acabar un entrenamiento, debido a que el músculo tiene una habilidad menor para mantener una salida de fuerza adecuada para prevenir la lesión conforme la fatiga aumenta
  • En gente débil, porque un músculo débil es más fácil de lesionar
  • Con el pinzamiento de un nervio, ya que el impulso del nervio motor se disminuye por la razón que sea conduciendo a una disminución de la fuerza en el músculo y un aumento de la posibilidad de lesión
  • Por realizar ejercicio físico demasiado intenso, para el cual el cuerpo no está preparado. Una persona que inicia un entrenamiento físico intensivo después de mucho tiempo sin hacer ejercicio es más propensa a sufrir una lesión muscular, por eso el entrenamiento debe ser siempre progresivo y adaptado y el estado físico de cada uno.
  • Los ejercicios físicos mal ejecutados, las posturas incorrectas e incómodas o los movimientos bruscos también pueden provocar lesiones musculares.

Cómo prevenir las lesiones musculares

Hay una serie de consejos que se deben seguir para evitar las lesiones musculares. La primera de ellas, y que nos indicará cualquier entrenador, es calentar adecuadamente antes de empezar el entrenamiento. El calentamiento es fundamental ya que permite a los músculos entrar en la temperatura óptima y hacerse más flexibles. Los grandes esfuerzos con los músculos más fríos y rígidos aumentan el riesgo de padecer lesiones musculares durante el entrenamiento.

Otro consejo fundamental es adaptar la carga de trabajo a nuestras posibilidades. No hay que intentar forzar demasiado los músculos, ya que podrían resentirse. Hay que ser realistas con uno mismo y realizar una carga de trabajo progresiva. Empezaremos con un ritmo más suave y unos ejercicios más livianos, para ir poco a poco aumentando la complejidad y la intensidad a medida que nuestros músculos están preparados para ello.

Por supuesto, también es imprescindible realizar los ejercicios correctamente, respetando la técnica y evitando los movimientos bruscos o las posiciones incómodas. Esto es fundamental, sobre todo en ejercicios donde tengamos que levantar peso, ya que una mala distribución de éste podría provocar una lesión muscular, por ejemplo en las cervicales o en la zona lumbar. Si tienes alguna duda respecto a cómo realizar un ejercicios, intenta consultar a un especialista, ya sea en un gimnasio o mismamente en internet (en Youtube tienes infinidad de coaches muy cualificados).

evitar lesiones musculares
Tampoco hay que olvidar la importancia de la alimentación y la nutrición. Una dieta adecuada ayuda a mantener los músculos preparados para el ejercicio físico. Es importante que nuestra dieta sea rica en proteínas. Y también es básico mantenernos siempre bien hidratados.

Del mismo modo que es importante calentar antes del entrenamiento, una vez que finalice se debe estirar los músculos, sin forzar excesivamente, para destensionarlos y favorecer su recuperación de cara al próximo entrenamiento. No es bueno dejar el entrenamiento repentinamente y que los músculos se enfríen de golpe.

Ojo, hay que tener en cuenta que las lesiones musculares no solo se pueden producir haciendo ejercicio físico en el gimnasio, sino que también se pueden dar en el día a día, en situaciones cotidianas o en el trabajo. Por ejemplo, incluso sostener el móvil mucho rato podría dar lugar a una sobrecarga en el hombro o en el cuello, y ya no digamos aquellos trabajos en los que hay que levantar grandes pesos o hacer continuos sobreesfuerzos. En éste último caso es muy importante saber cuáles son las posiciones adecuadas para levantar las cargas y minimizar los riesgos de lesión muscular.

Esperamos que el artículo os haya sido de ayuda y hayáis aprendido a identificar y prevenir as lesiones musculares. Para terminar, os dejamos con un video y unos enlaces que os podrían resultar interesantes para complementar la información del artículo.

Video sobre el desgarro muscular

En el siguiente vídeo tenéis más información sobre una de las lesiones musculares más frecuentes, los desgarros musculares:

Enlaces de interés
En Demedicina tenemos muchos otros artículos que te pueden resultar muy interesantes:

Y si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos en Facebook, Twitter y Google +.

Demedicina.com

Newsletter