La felicidad es contagiosa, y se esparce como la gripe
0 votos

La felicidad es contagiosa, y se esparce como la gripe

El buen humor es contagioso, y se propaga tan fácil y rápido como la gripe, según un nuevo estudio. La felicidad se esparce por las redes sociales muy rápidamente, de usted puede pasar a su amigo, y al amigo de su amigo, y al amigo de este, ya más lejos se difumina.

image

Un grupo de investigadores de la Universidad de California, investigaron a 5000 personas interconectadas durante un período de 20 años.

Luego de establecer un tipo de humor de base para cada uno de los participantes, el equipo descubrió que cuando una persona estaba feliz, esa felicidad se esparcía como una onda por la red social, incrementando la probabilidad de que otros se volviesen más felices también.

La tristeza no es tan “infecciosa” como la felicidad. Según pudieron ver en el mismo estudio, un “ataque” de tristeza creaba una onda, pero mucho más pequeña.

Una “infección” de felicidad suele durar unos 12 meses, dijo James Fowler, director del estudio. “O sea que si tu vecino se gana la lotería te podría levantar el ánimo por un año”, dijo. Y un “virus” de alegría puede llegar a esparcirse a tres grados desde el sujeto feliz original, o sea al amigo del amigo del amigo.

Fowler teoriza que una onda de felicidad se esparce por toda la sociedad, si bien ya a partir del tercer grado de separación ya decrece su potencia.

Fowler y sus colegas, han descubierto que son muchos los comportamientos que resultan infecciosos en la sociedad, como por ejemplo el fumar o la innovación.

Descubrieron que dependiendo de la proximidad de la persona es cómo afecta nuestro comportamiento contagioso, por ejemplo un pariente cercano puede influenciar la forma en que vemos la gordura o la flacura, pero un vecino no hace mella en este tema. Sin embargo un vecino sí puede aumentar nuestra felicidad, si él está feliz. Pero sólo si es el de al lado, ya si está más lejos, el efecto se difumina.

La felicidad que se nos pega es la de la gente que vemos más seguido. Los investigadores creen que es porque al estar feliz, uno tiende a ser más cariñoso y servicial, y así es más fácil esparcir el “germen” de la felicidad.

Fuente: Livescience

Etiquetas :

Gracias por compartir :)

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>