UP

-     Escrito por elena

Herpes zoster: Causas, síntomas y tratamiento

El Herpes Zóster es una enfermedad enormemente problemática que, pese a ser cada vez más común entre la población, es todavía una gran desconocida entre el gran público. ¿Quieres saber en qué consiste y cuáles son sus consecuencias? ¡Entonces, sigue leyendo!

Herpes Zoster

Qué es el Herpes Zóster

El Herpes Zóster, conocido también simplemente como Zóster, es una afección provocada por el mismo virus que la varicela, conocido como varicella-zoster. La mayoría de la gente entra en contacto por primera vez con el virus de la varicela durante la infancia, cuando es común que se sufra esta enfermedad o que el virus se introduzca en el organismo, aunque no se desarrolle la enfermedad. Cuando nuestro cuerpo la controla, el virus suele permanecer en nuestro organismo, aunque de forma inactiva y puede que no vuelva a hacer de nuevo su aparición. Sin embargo, en ocasiones, el virus se reactiva muchos años después de sufrir la enfermedad originaria. Los expertos no se ponen de acuerdo en la razón por la que esto ocurre. El virus inactivo, que generalmente quedaba en la base de los ganglios, viaja por ellos hasta el otro extremo, provocando diversos problemas.

Causas del herpes zoster

Como acabamos de mencionar, no se sabe muy bien qué causa la reactivación de este virus ni tampoco se tiene constancia de cuáles pueden ser las circunstancias que hacen más probable que una persona lo sufra. Solo se sabe que se encuentran más amenazados por esta afección aquellas personas que, por diversas circunstancias, tienen un sistema inmunitario comprometido y, por ello, no son capaces de mantener a raya el virus.

La reactivación del virus, como acabamos de apuntar, afecta a los ganglios o a los nervios, por lo que la inmensa mayoría de los síntomas propios de esta afección están relacionados con ellos y, también, su efecto sobre la piel. Su efecto más conocido es la aparición, en la zona del cuerpo afectada, de una suerte de sarpullido compuesto por pequeñas ampollas que resultan bastante dolorosas. Con el tiempo, estas ampollas acostumbran a formar úlceras que se van secando y cayendo.

Síntomas del herpes zóster

Picor Herpes Zoster
Dependiendo de los daños que haya sufrido la zona del cuerpo, puede que la zona quede sensible incluso después de su desaparición e, incluso, los nervios pueden verse afectados de forma permanente. Dicho sarpullido suele presentarse en zonas bastante extensas de piel y suele aparecer con más asiduidad en la espalda, el vientre y el pecho, aunque puede manifestarse en la piel de cualquier parte del cuerpo, incluyendo la cara, las extremidades o las orejas. La aparición de este sarpullido puede ir acompañada de fiebre, escalofríos, náuseas, dolor de cabeza, dolor en las articulaciones, debilidad muscular y problemas para mover aquellas partes del cuerpo más afectadas por su sintomatología. Por ejemplo, cuando afecta a la cara, puede tener repercusiones negativas en el movimiento de los músculos faciales o los ojos, entre otros efectos.

Tratamiento del herpes zoster y posibles consecuencias

El tratamiento principal que se utiliza para combatir el Herpes Zóster se vincula a los medicamentos. Generalmente se utilizan antivirales para combatir el virus, así como antiinflamatorios y analgésicos para combatir el dolor, las incomodidades, el picor y la hinchazón que producen. También se aconseja que se tomen baños y que se trate la zona afectada con paños mojados para reducir la incomodidad, pues se ha demostrado que es una medida natural muy efectiva para disminuir el picor y la hinchazón. Además de esto, solo se puede recomendar reposo absoluto mientras la enfermedad sigue su curso y, como hemos apuntado anteriormente, también se recomienda que los pacientes se mantengan alejados de la gente, para evitar contagiar a personas que nunca hayan sufrido el virus. En todo caso, existe una vacuna para esta enfermedad que, aunque no la elimina por completo, reduce mucho tanto sus efectos como la posibilidad de sufrir secuelas por ella.

aciclovir

El Herpes Zóster puede conllevar muchos problemas para las personas que lo sufren, pues suele durar varias semanas y puede provocar secuelas de importancia. La buena noticia es que no suele reaparecer una vez se sufre, pero suele llegar a durar hasta 3 semanas y se recomienda que el paciente limite su contacto con otras personas durante ese tiempo. En el mejor de los casos, una vez desaparece el sarpullido y el sistema inmunológico se recupera, el cuerpo vuelve a la normalidad.

Sin embargo, en algunos casos, las secuelas pueden durar un tiempo considerable o, incluso, pueden ser permanentes. Ya hemos hecho mención anteriormente a los problemas musculares que pueden producirse cuando los nervios de la zona afectada se ven comprometidos. Así, se puede sufrir una parálisis en la misma, que puede ser temporal o, incluso, permanente. Del mismo modo, se puede sufrir una problemática que recibe el nombre de neuralgia posherpética. Esta se produce cuando el paciente sigue sintiendo dolor en la zona afectada de forma crónica durante meses o años después de que se haya producido la enfermedad. La cantidad de dolor que la persona sufre es muy variable, pero puede llegar a ser muy intenso y generalmente solo se puede tratar con analgésicos, sin existir ningún remedio realmente contundente para acabar con ellos.

Otras secuelas más graves que pueden producirse como consecuencia de esta enfermedad pueden ser ceguera o sordera parcial o completa si afecta a los oídos o los ojos o infecciones graves, incluida la sepsis, si el sistema inmunitario es incapaz de luchar contra el ataque que está sufriendo.

Esperamos haberte ayudado y que hayas aprendido muchas cosas acerca de esta afección que puede llegar a dar muchas complicaciones. Para terminar, os dejamos con unos enlaces que os podrían resultar interesantes para complementar la información del artículo.

Enlaces de interés

En Demedicina tenemos muchos otros artículos que te pueden resultar muy interesantes:

Y si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos en Facebook, Twitter y Google +.

o_Herpes_20zoster_20varicella-300x300

Demedicina.com

Newsletter