UP

-     Escrito por inmi

Fiebre Tifoidea

La fiebre tifoidea es una enfermedad febril aguda, peligrosa para la vida causada por la bacteria Salmonella tiphy.

la-Fiebre-Tifoidea

Fiebre tifoidea

Tal y como hemos comentado, la fiebre tifoidea es una infección febril propagada por medio de alimentos y líquidos contaminados. Las bacterias de la fiebre tifoidea provocarán una serie de consecuencias a medida que avancen en el cuerpo.

Las bacterias irán primero hacia los intestinos, de ahí que pueda que causar diarrea y dolor abdominal, pero después viajará por el torrente sanguíneo, por lo que, una vez implantada en la sangre, las bacterias de la fiebre tifoidea podrán afectar a los distintos órganos del cuerpo, así como a la piel, pudiendo ocasionar erupciones cutáneas.

Es bueno saber que los países donde la prevalencia de la fiebre tifoidea es grande son todos los de Asia del Sur y los países en vías de desarrollo situados en Asia, África, el Caribe y Suramérica. Esta información atañe en especial a quienes deseen viajar a estos lugares, pues es importante que estén bien informados acerca de lo necesario para antes de visitar estos países y, sobre todo, tener precaución y saber actuar en cuanto se adviertan los síntomas que vamos a comentar a continuación.

Fiebre tifoidea | Síntomas

Os vamos a enumerar los síntomas que pueden relacionarse con la fiebre tifoidea, suelen presentarse algunos de ellos, no tienen que ser todos. Los síntomas de la fiebre tifoidea son:

  • Dolor de cabeza, fiebre.
  • Malestar, debilidad y gran fatiga.
  • Sensibilidad en el abdomen.
  • Escalofríos.
  • Confusión y delirio, alucinaciones.
  • Sangrado: nasal o en las heces.
  • Esplenomegalia, una erupción de puntos planos y eritematosos.
  • Bradicardia relativa.
fiebre-tifoidea-sintomas

Como digo, estos síntomas pueden presentarse o no, según el paciente y el grado de la enfermedad, por ello es importantes saber cuáles son los síntomas principales de la fiebre tifoidea: fiebre (puede superar incluso la temperatura de 39,5º), malestar general y dolor abdominal. Estas serán las principales señales de la fiebre tifoidea.

Fiebre tifoidea | Contagio

Principalmente, el contagio de la Fiebre Tifoidea: se debe a la ingesta de alimentos y bebidos en situación de contaminación, por lo que se recomienda beber agua embotellada y comer solo alimentos bien cocidos en los lugares donde la enfermedad es común.

fiebre-tifoidea-agua-contaminada

También puede darse el caso de que una persona enferma contagie a otros. Esto se podría deber a que esa persona infectada no se haya lavado las manos y haya tocado a otra persona. Por ello, si has estado expuesto a una persona con fiebre tifoidea, debes acudir al médico para evitar el contagio y someterte a las pruebas y pertinente tratamiento.

Fiebre tifoidea | Tratamiento

Cuando es necesario recurrir al tratamiento porque la persona haya enfermado de fiebre tifoidea, podremos abordarlo desde dos tipo diferentes: o bien por medio de la introducción de electrolitos por vía intravenosa, o bien con solo antibióticos, aunque dependerá del criterio médico y del paciente recurrir a uno u otro.

Existe un tratamiento que será administrado en tres o cuatro dosis por vía oral y distribuida en días alternos (1,3,5,7). En cuestión de semanas, el paciente podrá recuperarse, siempre que no existan complicaciones en el proceso.

Lo normal es combatir la enfermedad de dos a cuatro semanas, no obstante, si se interrumpe el tratamiento antes de tiempo o si el tratamiento no ha sido (por la razón que fuese) todo lo efectivo que pudiera, la enfermedad y los síntomas reaparecerían, ya que la infección deberá ser combatida por completo para que no tengan lugar complicaciones.

Estas complicaciones suelen estar relacionadas con problemas intestinales graves, como una hemorragia o sangrado abundante, insuficiencia renal o perforaciones en el intestino.

Fuentes de información y webs de utilidad:

Center Disease for Control and Prevention (CDC)

Guía práctica de vacunaciones

Demedicina

Demedicina.com

Newsletter