Extraños remedios para el insomnio en la época victoriana
0 votos

Extraños remedios para el insomnio en la época victoriana

Haciendo un poco más de historia de la medicina, como en los instrumentos quirúrgicos romanos, ahora nos ocupamos del tratamiento del insomnio en la época victoriana en Inglaterra.

image En un artículo publicado en la revista The Psichologist, del investigador de los problemas del sueño Jim Horne, se analiza la forma en que era visto el insomnio y los problemas de sueño en la época victoriana. Es interesante cómo no relacionaban el sueño con la mente, y no había una relación entre cuerpo y mente, en aquella época.

Hoy en día se cree que el sueño tiene que ver con la mente y el cerebro, pero las teorías victorianas no le prestan atención a esto en vistas a tratamientos contra el insomnio, sino que por ejemplo se centraban en la sangre.

En Depsicología cuentan cómo se utilizó a Arthur Conan Doyle y su Sherlock Holmes para estudiar la psicología cognitiva en época victoriana, en este caso Jim Horne se vale de Charles Dickens para ver cómo se trataba el insomnio en la misma época.

 Dickens vagaba por las calles de Londres por las noches, ya que sufría de insomnio, y gracias a ellos escribió tantas obras maestras de la literatura. Pero lo interesante era su método para poder dormir algo: ubicaba la cabecera de la cama hacia el norte, se acostaba exactamente en medio de la cama, con sus brazos extendidos, y que las manos estuviesen equidistantes del borde de la cama. Si tenía que dormir lejos de casa, siempre llevaba un compás para conocer el norte.

También creía en el mesmerismo, un tratamiento con imanes contra el insomnio, que supuestamente se valía de los canales eléctricos que recorren el ser humano y otros los animales.

Pero para la época en que Dickens murió, 1870, el tratamiento más común contra el insomnio era el alcohol (gin para los pobres y whisky o brandy para los acomodados), o el opio, en su forma más popular, el láudano. También la no tan conocida marihuana o cannabis, al menos el médico de la teina Victoria se la administró.

Pero también se solía recetar baños calientes, o lo contrario, baños fríos, también beber algo frío, aunque otros recetaban bebidas calientes. Largas caminatas también eran aconsejadas, a veces incluso recomendaban ir descalzo.

Otro consejo extraño era llenarse la cabeza de jabón, bien hasta la raíz de los pelos, e irse a dormir, luego lavarse la cabeza, y como agregado no beber té después de las 6 de la tarde, que realmente es la parte buena del consejo, ya que el té es excitante.

Pero luego llegó Freud, y la mente comenzó a tener un lugar privilegiado.

Gracias por compartir :)

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

1 Comentario

  1. YOLANDA dijo...

    PARA DORMIR BIEN LECHE TIBIA UNA CLARA DE HUEVO CLAVITO DULCE,,Y COLOCARLE MIEL DE ABEJA Y UNA COPITA DE BRANDY,,,,MUY EFICAS TOMARLO SEGUIDO ,,, OTRA ES KENNYAN EN SOBRES UNO DIARIO EN LA TARDE TRES DE LA TARDE … HACER TES DE LACONCHA DE PARCHITA CON LECHUGA Y TILO MANZANILLA Y UN PALITO DE CANELA BEBER EN LA TARDE RELAJA Y AYUDA A DORMIR BIEN,,,,ELIMINAR CAFE,,,Y COLA NEGRA REFRESCO …..