UP

-     Escrito por elena

Qué es y Cómo se hace la endoscopia digestiva alta o gastroscopia

Hoy en Demedicina vamos a hablar sobre la endoscopia digestiva alta, una prueba destinada a detectar y diagnosticar problemas en el aparato digestivo superior a la que muchos todavía siguen teniendo temor. endoscopia digestiva alta

¿Qué es la endoscopia digestiva alta?

La endoscopia digestiva alta o gastroscopia es una prueba médica destinada a detectar problemas en el aparato digestivo superior, principalmente el estómago, el esófago y el duodeno. Se trata de una prueba bastante común y que ayuda a diagnosticar e incluso tratar en el mismo momento problemas en el aparato digestivo. Pero para saber mejor en qué consiste una endoscopia digestiva alta o gastroscopia, veamos cómo se realiza.

¿Cómo se hace una endoscopia digestiva alta?

La endoscopia digestiva alta es una prueba similar a la colonoscopia, con la salvedad de que, en este caso, el tubo se introduce por la boca y no por el conducto anal. Efectivamente, para realizar la gastroscopia y médico introduce un tubo flexible por la boca, con el objetivo de que el tubo alcance el aparato digestivo superior. Este tubo cuenta con un grosos de un centímetro aproximadamente y con una longitud de alrededor de un metro. Además, incorpora una microcámara en el extremo que es introduce, con el objetivo de que el doctor pueda explorar el interior del paciente. Asimismo, a este aparato llamado endoscopio también se le pueden acoplar otro pequeño útiles de trabajo con los que el médico puede realizar otra serie de operaciones, como puede ser la extirpación de pólipos. endoscopia digestiva Es una prueba que suele realizar el médico principal con ayuda de un asistente. En primer lugar abrirán una vía en el brazo para administrar al paciente algún medicamento que le haga estar relajado y somnoliento durante la prueba. Es probable que en muchos casos el paciente no recuerde nada. El médico colocará un aparato en la boca para evitar que el paciente la cierre durante el proceso. También se administrará un espray anestésico en la zona de la boca y la garganta, para minimizar las molestias a la hora de introducir el endoscopia. El médico hará avanzar el endoscopio poco a poco hasta el duodeno, pidiendo cada poco al paciente que trague, para facilitar el paso del tubo. Es recomendable no tragar a no ser que el médico lo pida. Por otra parte la endoscopia suele hacerse tumbado sobre el costado izquierdo del cuerpo, pero durante el proceso es probable que el doctor nos haga cambiar de posición pero explorar mejor alguna zona. Durante todo el proceso, el doctor puede ver en una pantalla anexa todo aquello que está registrando el endosopio. Asimismo, también puede añadir otros utensilios al aparato, para realizar biopsias u otro tipo de pruebas u operaciones en el mismo momento. Se trata de una prueba que dura alrededor de 15-20 minutos, aunque se puede alargar en caso de que el doctor encuentra algo sospechoso o necesite realizar alguna tarea adicional.

También es importante señalar que antes de realizar una endoscopia digestiva alta es necesario estar sin comer las 6-8 horas previas para que no haya restos y la exploración sea más sencilla. En caso de que se realice una endoscopia de urgencia, es probable que el doctor tenga que introducir antes una sonda nasogástrica para limpiar el estómago. Al contrario que en la colonoscopia no es necesario realizar una preparación y evacuación completa del aparato digestivo. Y ahora vamos a la pregunta que se harán muchos. ¿Duele hacerse una endoscopia intestinal alta? ¿Hay algo que debemos temer antes de realizar esta prueba médica? Lo vemos en el siguiente epígrafe.

¿Qué riesgos conlleva una gastroscopia?

Mucha gente se asusta ante la perspectiva de realizar una endoscopia digestiva alta. Sin embargo, no hay de qué preocuparse ya que es una prueba muy habitual y muy segura. Es cierto que es una prueba médica que puede resultar algo incómodo y que notemos algunas molestias o sensaciones extrañas. por ejemplo, hinchazón y hormigueo en la garganta por el espray anestésico. También puede pasar que la persona sienta sensación de ahogo al introducir el endoscopia, pero no es común y suele ser más provocado por los nervios que por la prueba en sí. Durante el momento de la exploración, puede que el paciente sienta gases, dolor abdominal o ganas de vomitar. Hay que tener cuidado con el vómito, ya que podría entrar por la vía respiratoria y alcanzar los pulmones, provocando una pulmonía. Por último, la endoscopia también podría producir arritmias cardíacas, pero esta ya es una posibilidad muy remota. Además de permitir una completa exploración del aparato digestivo superior, la endoscopia intestinal alta es una prueba que también tiene otras aplicaciones médicas.

Otras funciones de la endoscopia digestiva alta

Como decimos, la endoscopia digestiva alta no solo sirve para explorar y realizar diagnísticos, sino que a través de la adición de otros utensilios el endoscopio permite al doctor realizar otra serie de operaciones. Una de ellas es acometer la extirpación de pólipos en el intestino. Otra de las tareas que puede realizar un doctor al practicar una endoscopia es eliminar cuerpos extraños que puedan haberse enclavado en el estómago o en el intestino y que pueden ser la causa del dolor o afección del paciente. Por otra parte, la endoscopia también permite tratar las hemorragias del intestino superior o del esófago, a través de la cauterización de los vasos sanguíneos causantes del sangrado. Esperamos que toda esta información te haya servido y que olvides cualquier miedo que tengas a la hora de hacer una endoscopia. Estarás durante todo el tiempo casi dormido y todo terminará en menos de 15 minutos, así que no hay de qué alarmarse. Para terminar, os dejamos con un video y unos enlaces que os podrían resultar interesantes para complementar la información del artículo.

Video sobre la endoscopia

En este vídeo puedes ver, de mano de un doctor profesional, en qué consiste una endoscopia y cómo se realiza este procedimiento.

Enlaces de interés

En Demedicina tenemos muchos otros artículos que te pueden resultar muy útiles:

Y si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos en Facebook, Twitter y Google +.

Demedicina.com

Newsletter