Escrito por Tendenzias

En los ojos está: se puede determinar cuándo nació una persona mirando sus ojos tras la muerte

Usando el método de fechado por radiocarbono y unas proteínas especiales en la lente del ojo, investigadores de la Universidad de Copenhague han podido establecer, con relativamente alta precisión, el momento del nacimiento de una persona. Esto proveerá de una herramienta muy útil para que los científicos forenses puedan utilizarla al establecer la fecha de nacimiento de un cuerpo sin identificar.

La lente del ojo está formada por proteínas transparentes y es denominada cristalino, las proteínas están empaquetadas tan juntas y de una manera tan particular que se convierten en cristales transparentes, permitiendo que la luz pase a través de la lente y podamos ver. Desde el momento de la concepción y hasta que la persona tiene 1 o 2 años de edad, las células de la lente forman estas proteínas. Sin embargo, una vez que el trabajo de ensamblado está terminado, la lente permanece sin cambios el resto de nuestra vida, siendo éste el punto principal en el que los investigadores se han fijado.

El isótopo radiactivo C-14 del carbono, llamado así porque contiene dos neutrones más de los 12 que presenta este elemento, está presente en todas las estructuras vivas que existen en el mundo, cuya base orgánica es el carbono. Se transforma muy lentamente en nitrógeno y no es dañino para humanos, plantas ni animales. Al ser un elemento que está en constante intercambio con el exterior, y que se desintegrar muy lentamente pero de manera constante y cuantificable, es ideal para poder medirlo con fines arqueológicos, pues en el momento de la muerte del organismo, la cantidad queda fija.

Desde que el cristalino permanece sin cambios una vez se ha formado, refleja el contenido de C-14 presente en la atmósfera en el momento de su creación, es decir, uno o dos años tras el nacimiento. Usando un enorme acelerador nuclear se puede determinar la cantidad de C-14 en un miligramo de tejido y calcular de esta manera el año de nacimiento. La técnica tiene otras aplicaciones como conocer cuándo se ha generado y regenerado algún tipo de tejido, pudiendo aplicar el sistema en muestras tisulares y células cancerosas, por ejemplo.
Vía: ScienceDaily

Imagen: Flickr

Demedicina.com

Newsletter