El tabaco acelera el envejecimiento
0 votos

El tabaco acelera el envejecimiento

El fumar no es sólo perjudicial para nuestra salud, también lo es para nuestra apariencia física. Está ampliamente demostrado que las personas fumadoras sufren un envejecimiento más rápido y drástico que las que no lo son.

Para concienciarnos aún más de los efectos nocivos del tabaco, el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo ha puesto a circular por la red la comparación de las imágenes de dos hermanas gemelas, ambas de 52 años para más señas, explicando que una ha sido fumadora durante años y otra no, pero sin decir cuál es cuál.

Gemelas pero no iguales

El motivo es llamar la atención sobre cómo fumar afecta de manera evidente a la piel y, a causa de ello, se adquiere la apariencia de ser más viejo de lo que se es en realidad.

Entre los efectos visibles encontramos:

– La contracción repetitiva de los labios para fumar hace surgir evidentes arrugas alrededor de éstos, así como el cerrar los ojos cuando sube el humo las provoca en el contorno de ojos. Además, los dedos utilizados se van tornado de color amarillo por sostener el cigarrillo.

– Como fumar produce el estrechamiento de los vasos sanguíneos, el flujo sanguíneo se reduce, lo que provoca que el oxígeno no llegue en cantidad suficiente a la piel restándole vida.

– Por otra parte, y esto afecta también a los fumadores pasivos, el humo reseca la piel, le resta hidratación, lo que también favorece la aparición de arrugas.

Otras consecuencias más graves son que el tabaquismo dificulta la capacidad del organismo para cicatrizar las heridas. Por otra parte, se ha comprobado que, aunque indirectamente, está relacionado con el cáncer de piel.

Ya desde el año 1985 publicó el British Medical Journal un estudio del Doctor Douglas Model donde hablaba de cómo se puede reconocer fácilmente que una persona es o no fumadora, (desde al menos 10 años), simplemente observando su rostro. Y es que los adictos al tabaco presentaban:

  • Arrugas muy profundas.
  • Líneas de expresión muy marcadas.
  • Tono de piel demacrado, grisáceo, apagado.
  • Huesos faciales ligeramente prominentes.
  • Manchas de color púrpura por la piel.

¿Sabrías decirnos ahora cuál es la hermana fumadora?

Vía: http: www.elpais.com

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

2 Comentarios

  1. Norma Brítez dijo...

    Escribe aquí tu comentario.Bueno yo tengo 44 años y nunca he fumado en mi vida, y veo la diferencia con mujeres de mi edad que si han fumado, aunque ellas digan que son fumadoras sociales , y se engañan de esa forma , tengo mucha resistencia física y no tengo depresión ni síntomas de envejecimiento general mente me dan, 10 años menos de los que tengo, y yo también me siento así no tengo arrugas marcadas .Y Odio el cigarrilo

  2. cigarette alternative dijo...

    Fumar nos causa muchas consecuencias fatales a nuestra salud. El tabaco contiene muchas sustancias cancerígenas y nocivas para la salud y es el responsable en el desarrollo de enfermedades coronarias, enfermedades respiratorias, varios tipos de cáncer, ataques cerebrales, acelera el envejecimiento, creo que ya no nos debe sorprender sus consecuencias. Es mejor que pensemos en dejar este vicio mortal que nos puede causar la muerte, busquemos alternativas para dejar de fumar como los parches antitabaco, los chicles y los cigarrillos electrónicos que son muy efectivos.