-    Escrito por gon

El colesterol bueno cuida tu corazón

Tal y como comentábamos en artículos anteriores, existen dos tipos de colesterol: el conocido como colesterol bueno, HDL, y al que se denomina colesterol malo, LDL. Ambos coexisten en nuestro organismo, pero es altamente recomendable que el nivel de HDL sea mayor, pues así compensa la negativa existencia del otro.

Y es que el colesterol HDL elimina al malo de la sangre y lo ideal sería que su nivel fuera de 60 mg/dl como mínimo. El colesterol LDL, por su parte, tapona nuestras arterias y nos hace propensos a los ataques al corazón. La cantidad que debemos mantener en cuanto a este último son de 100 mg/dl o menos, y si sufres del músculo cardiaco dicho nivel no debe pasar de 70 mg/dl.

Por cierto, para conocer como andas de los dos tipos de colesterol no tienes sino que realizarte un análisis de sangre.

No dudes de que sea importante que estés informado al respecto pues recientes estudios sobre este tema han demostrado que altos niveles de HDL pueden llegar a ser muy beneficiosos para pacientes con fallos cardiacos.

Nos referimos a un nuevo estudio publicado en The New England Journal of Medicine, realizado en Australia y cuya duración ha sido de 5 años, que está basado en los datos obtenidos gracias a una investigación a nivel internacional en la que han participado 9.770 pacientes con problemas de corazón y de edades comprendidas entre los 50 y los 60 años

Durante el tiempo de la prueba a estos pacientes se les administró Lipitor para reducir sus niveles de colesterol LDL, (el Lipitor es la medicina más recetada en el mundo para reducir el colesterol).

Resultó que los que poseían más cantidad de HDL eran los que menos fallos cardiacos presentaron, independientemente de los resultados en cuanto al LDL. Así se llegó a la conclusión de que cuanto mayor sea el nivel de HDL menos posibilidades de sufrir ataques al corazón se tienen, incluso aunque las cifras del LDL o colesterol malo, sean muy bajas, esto es, por debajo de 70 mg/dl.

Por supuesto se tuvieron también en cuenta otros factores tales como la edad, el sexo, la masa muscular, si eran o no fumadores, o si padecían diabetes, de tal modo que se tuviera la certeza que no existía ningún otro factor que pudiera incidir en el resultado de la muestra.

Así pues, es importante un nivel conseguir y mantener un nivel alto de HDL alto. Para ello es importantísimo hacer ejercicio regularmente, controlar el estrés, llevar una dieta saludable y que el consumo de alcohol sea moderado Todo ello siempre bajo estricto control médico. Esto son muy buenas recomendaciones a seguir para prevenir eficazmente los problemas del corazón.

Vía: www.webmd.com