Escrito por Tendenzias

Dime dónde vives y te diré cuánto vas a vivir

Dependiendo del lugar en el que vivas tu cuerpo puede que sea más propenso a padecer resfriados, a sufrir de alergias o a tener determinadas enfermedades. De la misma manera que lo que comemos o el tipo de vida que llevamos influye en nuestra salud también tendrá que ver donde vivimos hasta el punto de decir que dependiendo de tu lugar de residencia puedes llegar a vivir más o menos años. A continuación en Demedicina, Dime dónde vives y te diré cuánto vas a vivir.

donde-vives-y-te-dire-cuanto-vas-a-vivir

Dime dónde vives y te diré cuánto vas a vivir

dime-donde-vives-te-dire-cuanto-vas-a-vivir

Son varios los estudios que se han desarrollado durante los últimos años en distintas ciudades para saber en que grado incide el lugar de residencia en función de la salud de las personas, y algunas de las primeras conclusiones a las que se ha llegado es que por ejemplo vivir en una gran ciudad puede provocar que seamos propensos a tener más resfriados o problemas de infecciones pero sorprendentemente tenemos menos probabilidades de morir de un infarto o ser diagnosticadas de diabetes.

Los investigadores han considerado a las ciudades como entidades vivas, con patrones de vida cambiantes los cuáles varían drásticamente dependiendo de su tamaño y repercutiendo en nuestra salud a través de otros factores como el económico y el industrial.

Los sociólogos y economistas aseguran que los distintos aspectos de la vida de una ciudad se escalan linealmente según el tamaño de la urbe en cuestión. De este modo la producción económica y los ingresos de una ciudad que sea una gran metrópoli tienen un crecimiento linealmente mayor que el de una ciudad pequeña. De la misma manera ocurrirá con empleos, viviendas y hasta con el consumo de agua.

A consecuencia de todo ello, y con una combinación de estos factores, la salud de los habitantes de estos núcleos urbanos se acaba viendo condicionada.

Estudio sobre la salud en las ciudades

estudio-sobre-la-salud-en-las-ciudades

El más reciente estudio al respecto ha sido llevado a cabo por los investigadores Anna E. Thorson, Renaud Lambiotte y Luis Correa los cuáles han examinado como las escalas y patrones de salud pueden variar o modificarse en función de si una ciudad es más o menos grande o pequeña.

Para ello, se reunieron datos relacionados con la salud de habitantes de ciudades de Estados Unidos, Brasil y Suecia. Entre los datos contabilizado estaban: tasas de ataques cardíacos, diagnósticos de diabetes, suicidios, enfermedades de transmisión sexual, accidentes automovilísticos, violencia, enfermedades mentales, entre otros.

Y como era de esperar los resultados fueran sorprendentes, ya que por ejemplo, la tasa de enfermedades infecciosas, como la meningitis, neumonía o gripe, mostraban un crecimiento supralineal según el tamaño de la ciudad, pero en cambio la tasa de ataques cardíacos crecía sublinealmente. Lo dicho si vives en una gran ciudad te resfriarás con mayor facilidad pero es menos probable que mueras de un infarto.

Cierto es que un estudio puede no ser 100% conclusivo pero sí bastante significativo o reflejar una realida que está ahí. De todos modos es difícil dar un “porqué” a los motivos por los que una persona puede sufrir más infecciones en una gran ciudad, pero si aplicamos la lógica entenderemos que una urbe de cientos, miles o millones de habitantes el contacto entre personas es mayor lo que provocará que se reproduzcan muchas más infecciones.

En cuanto a lo de los infartos, apliquemos de nuevo la lógica y nos daremos cuenta que en una gran ciudad será más fácil encontrar un hospital o un centro médico en el que rápidamente nos atiendan lo que se traduce en que puedan salvarnos la vida.

En cuanto a la diabetes, las grandes ciudades anotan menos casos debido posiblemente a que las personas tienden a ser más activas y pueden tener una alimentación más variada, sin embargo, en las ciudades pequeñas esto no se produce tanto. Las enfermedades mentales también crecen en forma supralineal en las grandes ciudades y en forma levemente sublineal en las pequeñas.

Con estudios como este, los médicos, expertos y científicos pueden desarrollar una herramienta de estudio acerca de la extraordinaria complejidad de la vida urbana moderna y de qué manera podemos evitar ciertas enfermedades.

Demedicina.com

Newsletter