¿Cuánto sueño necesitas realmente? Mucho menos del que piensas
1 voto

¿Cuánto sueño necesitas realmente? Mucho menos del que piensas

Si uno le pregunta a la gente si le gustaría dormir más horas, sin duda todos responderán que sí. ¿Pero eso significa que no están teniendo sueño suficiente? Los especialistas dicen que no.

image

El saber popular dice que nuestros antepasados dormían mucho más que nosotros, también que la presión alta es fruto de tener los ojos abiertos mucho tiempo, y demás cosas, es fácil ver por qué la gente tiende a creer que tiene una privación crónica de sueño. 

El hecho es que la mayoría de nosotros seguramente estará recibiendo más sueño del que estrictamente necesita. Nos convencemos a nosotros mismos de que necesitamos más.

Pero ya por 1894, en el British Medical Journal, se publicó una editorial en la que se advertía que el “apuro y la excitación” de la vida moderna estaba llevando a una epidemia de insomnio… Ya vimos aquí el caso de Charles Dickens por la misma época. Y esto fue hace más de 100 años.

Y no es que en esa época comenzamos a perder el sueño por el apuro moderno. Hace 150 años, un trabajador podía tener una jornada de 14 horas, y una semana laboral de seis días, e incluso por ahí debía dormir en una cama con varios familiares.

En nuestra época hemos perfeccionado tanto el arte de dormir, con camas anatómicas, habitaciones aisladas del sonido, de la luz, almohadas perfectas. Todo lo que queramos. Y dormimos lo mismo que aquel trabajador, y nos quejamos de lo mismo: falta de sueño.

En los últimos 40 años se han realizado muchos estudios sobre cuanto duerme la gente actualmente. Y los resultados son que el adulto saludable promedio suele tener entre siete y siete horas y media de sueño por las noches.

Existe el mito de que nuestros ancestros solían dormir nueve horas, pero vasta con imaginar nomás que cuanto más al pasado vamos, más horas de trabajo solía tener la gente, y más horas podían perder en trasporte por ejemplo. O en cocinar, o en cualquier actividad cotidiana que ahora podemos hacer de forma rápida y sencilla, y hace cien años llevaba el doble o triple, o más tiempo.

Al parecer, según Jim Horne, este mito de las nueve horas de sueño de nuestros antepasados proviene de un estudio de 1913 realizado por investigadores de California, que descubrió que los niños de entre 8 y 17 años dormían nueve horas. Hoy en día se sigue manteniendo esto, como podrá saber cualquier padre de adolescentes.

Pero el hecho es que los adultos no necesitan tanto sueño. Algunos tan sólo necesitan cinco horas, y otros con siete están bien.

La única parte del cuerpo que podría ser afectada por la falta de sueño (y hablamos de varios días sin dormir) es el cerebro. Diversos estudios demostraron que no hay diferencias fisiológicas en los músculos y órganos del cuerpo cuando uno duerme mucho o poco. Y no hay diferencia alguna entre estar durmiendo en la cama, o sólo estar recostado descansando.

El único que sí nota la falta de sueño es el cerebro, que necesita sueño. Con sólo una noche sin haber dormido, comenzamos a notar el cansancio del cerebro, y nos volvemos irritables y nos cuesta realizar cualquier actividad, incluso nos cuesta hablar y pensar.

Pero lo cierto, es que la mayoría de la gente recibe el sueño suficiente. Y es que desde hace más de cien años estamos recibiendo remedios y soluciones mágicas para poder solucionar nuestra “falta de sueño”, y esa falta de sueño nos ha sido impuesta por la cultura popular y la tradición occidental que viene acarreándola por más de 100 años.

Vía Dalymail

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>