-    Escrito por gon

¿Conoces los síntomas de un infarto?

En esta entrada os explicamos qué es un infarto agudo de miocardio y cuáles son los principales síntomas que nos alertarán de un posible ataque al corazón, lo que nos brindará la oportunidad de actuar rápidamente.

sintomas-de-un-infarto

¿Conoces los síntomas de un infarto?

conoce-sintomas-de-un-infarto

Siendo una de las afecciones más extendidas en el mundo y la causa de millones de muertes, es muy llamativo el hecho de que una gran parte de la población no conozca los síntomas de un infarto. Algo muy importante, puesto que detectarlo tempranamente puede ser la clave para pedir ayuda médica a tiempo, algo que puede ser fundamental para salvarnos la vida.

conoces los sintomas de un infarto

¿Qué es un infarto?

que-es-un-infarto

En primer lugar aclararemos que el término infarto (si bien popularmente se utiliza como sinónimo de un ataque al corazón) puede en realidad  producirse en cualquier órgano o cualquier músculo del cuerpo humano. Un infarto consiste en la muerte del tejido de un órgano o músculo (esto se denomina necrosis isquémica), que se produce en la mayoría de los casos cuando las arterias que lo irrigan se obstruyen.

Como decíamos los infartos pueden suceder en cualquier órgano o músculo, sin embargo algunos son más frecuentes que otros. He aquí los infartos más frecuentes:

  • en el corazón (infarto agudo de miocardio),
  • en el cerebro (accidente vascular encefálico, ACV o accidente cerebrovascular)
  • en el intestino (infarto intestinal mesentérico),
  • en el riñon (infartación renal).

El infarto agudo de miocardio se produce cuando el flujo sanguíneo a una parte del corazón es bloqueado u obstruido durante un determinado tiempo, originando que el músculo cardíaco (miocardio) resulte dañado o muera.

¿Sabemos reconocer los síntomas de un infarto?

sabemos-reconocer-los-sintomas-de-un-infarto

La última encuesta realizada por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU, que incluye estadísticas de trece estados y del Distrito de Columbia, arroja datos alarmantes: uno de cada cuatro americanos no sabe reconocerlos. La importancia de conocer estos signos es enorme, porque si se actúa rápidamente, se puede disminuir el número de complicaciones post infarto, incluso el riesgo de muerte.
Según este organismo, el grupo de población mejor informado es el de mujeres blancas con estudios superiores.

También los habitantes de Virginia del Oeste tienen conocimiento de estos signos, precisamente porque tienen las tasas más elevadas de infarto de todo el país. Un alto porcentaje de las muertes ocurridas por este episodio se producen en la primera hora tras aparecer los síntomas. Es muy importante estar alerta ante molestias repentinas, porque no todo el mundo observa los mismos síntomas, ni siquiera una misma persona experimenta iguales sensaciones en infartos posteriores.

Síntomas de un ataque al corazón

sintomas-de-un-ataque-al-corazon

Los síntomas de alarma de un ataque al corazón no se presentan siempre juntos, ni siquiera tienen por qué aparecer más de uno, pero su conocimiento es de vital importancia. Por eso vamos a recordar cuáles son:

  • dolor opresivo en el pecho,
  • molestias o dolor en los brazos o los hombros (no sólo en el lado izquierdo),
  • sensación de debilidad o mareo,
  • dificultad para respirar y
  • dolor en la mandíbula, el cuello o la espalda.

El dolor en el pecho es el síntoma más común en los hombres, sin embargo en las mujeres se dan con más frecuencia algunos de los otros síntomas, como dificultad para tomar aire y dolor en la espalda o la mandíbula. Por eso en muchas ocasiones el infarto de miocardio no es diagnosticado en el sexo femenino con la misma rapidez que en el masculino. Siempre que se advierten este tipo de sensaciones o dolores, hay que avisar a los servicios médicos urgentes que estén establecidos en nuestra población para recibir rápidamente atención médica especializada.

¿Qué hacer si alguien de nuestro alrededor sufre un infarto?

Sin embargo, en muchas ocasiones, gente de nuestro alrededor no sabe reconocer estos síntomas o los achaca a dolencias más benignas hasta que se producen síntomas mucho más aparentes, como pérdidas de consciencia y problemas respiratorios severos. En esos momentos, la persona que está sufriendo un infarto necesite la ayuda de una persona de su alrededor para poder evitar un mal desenlace. En estos casos, contar con la ayuda de una persona que tenga unas ligeras nociones de cómo debe actuar en estos casos puede ser, para ese hombre o mujer, la diferencia entre la vida y la muerte. Por lo tanto, por si en alguna ocasión te encuentras en una situación en la que tú puedes marcas esa diferencia, te presentamos algunas acciones que puedes poner en práctica para ayudar a alguien que está sufriendo un infarto:

prevenir ataques al corazon
Llama inmediatamente a los servicios de urgencia: Esto puede parecer algo obvio, pero muchas personas, cuando alguien de su alrededor se desmaya o presenta problemas respiratorios severos, se encarga de intentar tranquilizarlo o asegurar su comodidad antes de salir corriendo en busca de un teléfono desde el que llamar a Urgencias. Sin embargo, cuando se intenta hacer esto antes de llamar a los servicios sanitarios, se están perdiendo unos preciosos minutos que pueden llegar a hacerle mucha falta al afectado. Por lo tanto, si en alguna ocasión presencias un caso como el que nos ocupa, llama tan rápido como puedas a los servicios sanitarios y dales los datos más precisos que puedas sobre vuestra ubicación para que puedan llegar a vosotros lo antes posible. Ya tendrás tiempo cuando cuelgues de intentar poner más cómodo al afectado y de tranquilizarlo, asegurándole de que la ayuda que necesita está en camino.

Aunque dispongas de coche, llama a una ambulancia: Cuando un infarto se produce y la persona que acompaña al doliente tiene el coche cerca, su primer impulso puede ser montarle en el coche y llevarle al hospital más cercano. Aunque esto puede ser una buena idea si os encontráis en un pueblo o en una zona aislada, si estáis en un lugar bien conocido o muy poblado, lo mejor es que llames a una ambulancia y esperéis a que llegue. Te recomendamos que actúes así porque las personas que llegarán con la ambulancia cuentan con el entrenamiento específico y los instrumentos necesarios para atender al enfermo con la mayor celeridad, por lo que podrán reaccionar de manera adecuada durante el trayecto si la situación del infartado empeora.

Además, si vas en coche, puedes verte retenido por problemas de tráfico, obras, etc., que pueden retrasar enormemente tu llegada al hospital y el acceso al tratamiento necesario de la persona afectada, problemas con los que una ambulancia no tiene que lidiar. Por último, la ambulancia es un transporte mucho más cómodo para el enfermo, dado que tienen material especializado para asegurarle un viaje seguro y personas acostumbradas a mover a personas que tienen dificultades motoras, por lo que contar con una ambulancia en vez de transportar al enfermo en un vehículo privado es una opción mucho mejor para su salud. No sería la primera vez que una persona trata de ayudar a otra que está sufriendo un infarto, intenta llevarla en su coche, se desvanece bajando las escaleras y ambas sufren importantes contusiones. Si te encuentras en una zona bien poblada donde una ambulancia puede llegar a ti con cierta rapidez, no dudes en esperar a una antes de llevar al hospital a la persona afectada en un coche particular.

ambulancia infarto
Si el afectado no es alérgico a la aspirina, dale una: Se ha demostrado que las aspirinas tienen efectos antiagregantes o anticuagulantes sobre el organismo. Esto quiere decir que dificultan la unión de plaquetas y la formación de coágulos, y se ha demostrado que aquellas personas que la ingesta de aspirinas influye positivamente en la recuperación que experimenta una persona después de sufrir un infarto. Por lo tanto, si tienes a mano una aspirina, dásela a la persona que está sufriendo el infarto. No hagas que se la tome de un trago, sino indícale que se la meta en la boca y que deje que se deshaga, pues se ha comprobado que así produce un mayor efecto. La administración de una aspirina puede ayudar mucho a la persona infartada a superar su ataque y a disminuir el malestar que producen sus síntomas, por lo que, si la persona no es alérgica, no dudes en utilizarla.

Mientras llegan los servicios de urgencia, pregunta al enfermo por su historial médico: A los servicios médicos les ayuda mucho saber qué tipo de medicamentos suele tomar una persona o si tienen alguna otra consideración médica que deben saber, para poder administrar al enfermo el mejor tratamiento posible que no entre en conflicto con sus condiciones preexistentes. Por lo tanto, les serviría de mucha ayuda tener una lista de las enfermedades del paciente, de sus alergias y de los medicamentos que toma. Si la persona que esté sufriendo un infarto pertenece a tu círculo más cercano, haz una lista de las condiciones médicas que padece y la medicación que toma. Si no lo es, pregúntale tranquilamente al enfermo al respecto y confecciona un escrito que puedas entregar luego a los servicios de urgencia. Los especialistas necesitan saber esta información lo antes posible para aplicar el tratamiento adecuado al paciente, por lo que saberla puede hacerles ganar mucho tiempo, tanto a ellos como al afectado.

Por último, si todo lo demás falla, puede que te veas en la necesidad de poner en práctica técnicas de Reanimación Cardiopulmonar hasta que los servicios especializados lleguen a ti. En este vídeo de la Fundación Española del Corazón, podrás aprender los conceptos básicos vinculados a la reanimación cardiopulmonar que te pueden permitir, en algún momento de tu existencia, salvar una vida:

Más artículos relacionados