Calambres
0 votos

Calambres

Los  calambres se  manifiestan  como  una  sensación  de  contractura,  presentándose  comúnmente  a nivel muscular, pero con la característica de ser totalmente involuntarios, por lo tanto representan un  verdadero  mal  momento, en particular para los deportistas, siendo una de las lesiones deportivas más comunes, cuyos orígenes pueden ser multi-factoriales.

Entre  ellos  podemos  destacar internamente la oxigenación, cuando esta es insuficiente a nivel muscular, así como  la  falta  de  liquido  y  sales  minerales  motivadas  por  el  desgaste,  cuando  los  esfuerzos  se prolongan más de lo debido, también los calambres se presentan en el estomago pero esto pueden tener su origen por enfermedades especificas o envenenamiento.

image

Externamente  las  temperaturas  frías  pueden  motivarlos,  así  como  los  movimientos  bruscos,  en cualquiera de los casos pueden afectar un solo músculo, como un grupo.

El  momento  de  su  aparición  es  incierto  ya  que  hay  personas que  los  sufren  mientras  duermen espontáneamente,  pero  estadísticamente  son  muy  comunes en la actividades deportivas, después de realizar ejercicios muy intensos, algo muy común en las competiciones.

La metabolización del oxigeno es clave en este problema, ya que se ocupa de la utilización de la glucosa, relacionada a la producción de anhídrido carbónico, agua y energía, algo que se modifica en los esfuerzos intensos transformándose en una lesión deportiva muy común, motivada por la falta de oxigenación debida a la gran demanda, llevando a la aparición del calambre, ya que la glucosa se convierte en acido láctico, que se  acumula  en  los  músculos  produciendo  el espasmo,  por  lo  tanto  al  interrumpir  la  actividad muscular, se permite que el ácido láctico se diluya en el torrente sanguíneo, finalizando así el calambre.

El  contacto  con  temperaturas  frías  extremas  es  otro de los factores más comunes para su aparición, ya que estas  paralizan  la  circulación  sanguínea, así  como  también en el caso de la digestión que en su proceso utiliza gran irrigación, por ello los músculos en ese momento no la reciben adecuadamente, siendo un regla básica no realizar ejercicio físico hasta después de una hora de haber comido, siendo estos muy comunes pero peligrosos en el caso de la natación por ejemplo.

Los  calambres  no  requieren  de  tratamiento especial, pero  como  consejos  simples  para  evitarlos debemos tener  en  cuenta,  no  hacer  ejercicio  inmediatamente  después  de  comer, realizar estiramientos antes de cualquier  actividad deportiva,  así  como  antes  de  ir  a  la  cama, además de una alimentación variada para asegurar los nutrientes indispensables para el correcto proceso metabólico.

Via| WP

Imagen

Etiquetas : ,

Gracias por compartir :)

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>