Escrito por Tendenzias

Bulto en el cuello: Cómo saber si es benigno o maligno

¿Has notado algún tipo de bulto en el cuello y estás asustado porque no sabes lo que puede ser? Tranquilo/a, no te asustes. Lo primero que debes hacer es acudir al especialista. Por si acaso, en Demedicina te adelantamos una información que te va a resultar valiosa: cómo saber si un bulto en el cuello es benigno o maligno.

bulto cuello maligno beningno

Bultos en el cuello

La aparición de bultos en el cuello se debe a la aparición de nódulos que surgen en la glándula tiroides. Estos nódulos pueden ser de distinta naturaleza. Si son líquidos se les denomina nódulos quísticos; algunos están formados solo por tejido celular; otros, por una mezcla de los dos anteriores. En cualquier caso, el tipo de nódulo no determina si éste es benigno o no.

La mayoría de estos nódulos son visibles a simple vista y se puede palpar, aunque esto no siempre ocurre así. En cualquier caso, si notamos cualquier tipo de bulto en la parte anterior del cuello, es necesario acudir inmediatamente al endocrinólogo para determinar la naturaleza del bulto.

Bulto en el cuello: ¿como saber si es benigno o maligno?

bulto cuello
La forma más eficaz de determinar si un bulto en el cuello es benigno o maligno es acudir al endocrinólogo para que realice una primera exploración del bulto. En la mayoría de casos, la mejor manera de analizar este tipo de bultos es a través de una simple ecografía.

Se realiza una punción con una aguja muy fina en la zona donde está el bulto, y se extrae una muestra. Esta muestra puede ser analizada in situ para establecer un veredicto casi instantáneo. Si no es así, en cualquier caso siempre se puede proceder a análisis posteriores más complejos para determinar su naturaleza. Los resultados de radiología son cotejados por el endocrinólogo, quien será el encargado de confirmar el análisis y establecer el tratamiento más apropiado. El paciente sale (en la gran mayoría de casos) de la sala de radiología conociendo el resultado de su análisis.

Cabe destacar que éste es un proceso muy sencillo e indoloro, que se realiza sin necesidad de anestesia, por lo que no hay que tener ningún temor a realizar esta prueba.

Lo último que os podemos recomendar es que si notáis cualquier bulto sospechoso en el cuello, no lo dejéis pasar, y acudáis lo más pronto posible a realizar una ecografía. Ten en cuenta que cuanto antes se detecte un posible bulto maligno, más posibilidades hay de que el tratamiento resulte efectivo.

Para terminar, os dejamos con unos enlaces que os podrían resultar interesantes para complementar la información del artículo.

Enlaces de interés

En Demedicina tenemos muchos otros artículos que te pueden resultar muy interesantes:

Y si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos en Facebook, Twitter y Google +.

Demedicina.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos