Escrito por Tendenzias

Bioterrorismo: ¿continúa la amenaza?

A lo largo de la historia, los seres humanos siempre hemos encontrado motivos para entrar en guerra y matarnos unos a otros. Asimismo, a medida que han ido avanzando los tiempos hemos ideado armas cada vez más destructivas y sofisticadas con el único objetivo de infligir el mayor daño el rival bélico en cuestión. Esto ha dado lugar a la aparición de nuevos métodos de muerte como las armas biológicas, agentes que, al contrario que las bombas, los misiles o los disparos, actúan de forma silenciosa, pero también letal. Hoy os hablamos sobre la amenaza del bioterrorismo y en qué consiste.

armas biologicas

Orígenes del bioterrorismo

Aunque se tiene constancia de que Alemania y la Unión Soviética ya utilizaron armas biológicas durante la 1ªGM, fueron el Reino Uido y Estados Unidos los que comenzaron esta carrera un poco más profesional en la Segunda Guerra Mundial, con el desarrollo de un programa de armas biológicas. Se ha sugerido que el brote de tularemia (Francisella tularensis) que misteriosamente afectó a soldados alemanes y soviéticos pudo ser consecuencia de un ataque microbiano del Frente Aliado.

Por su parte los japoneses, ya conocían las ventajas del arma biológica y no dudaron en usarla lanzando pulgas infestadas con Yersinia Pestis a varias regiones de China, provocando brotes de Peste o investigando con dicha F.tularensis en esta misma guerra o incluso realizando pruebas sobre prisioneros con la toxina botulínica.

Sin duda, fue durante la Segunda Guerra Mundial cuando se alcanzaron (al menos que se sepa) los mayores grados de barbarie en os que se refiere a bioterrorismo. Fue también en esta época cuando los japoneses y los alemanes empezaron a experimentar con los prisioneros chinos o judíos, respectivamente. A estos se les suministraba todo tipo de sustancias, virus y bacterias para comprobar la reacción de su cuerpo. Otros eran sometidos a torturas extremas para ver hasta dónde podía alcanzar su resistencia. Los alemanes hacían estas prácticas en muchos de sus campos de concentración, mientras que en Japón fue célebre el Escuadrón 731, donde los científicos nipones experimentaban con los prisioneros hasta más allá del límite humano.

arma biologica
Estos agentes presentan grandes ventajas como arma. En primer lugar cuando son liberados son imposibles de detectar a simple vista. Por otra parte, a diferencia de otro tipo de armamento, que solo actúa en un lugar determinado, estas toxinas tienen la capacidad de expandirse por el aire y llegar a afectar grandes terrenos, sobre todo por acción de las corrientes de viento. Por otro lado, está su poder mortífero. Los agentes que presumiblemente se usarán para hacer bioterrorismo siempre buscan ser lo más letales posibles, ya sea para causar el mayor número de muertes, o para causar otro tipo de males en la población (cono Estados Unidos en Vietnam con el famoso agente amarillo).

Veamos a continuación cuáles son algunos de los agentes químicos que más se han usado a lo largo de la historia como arma biológica.

Principales agentes usados para el bioterrorismo

Hay distintos agentes que han sido lo más usado como armas, ya sean en enfrentamientos bélicos o en intentos de atentados con arma biológica. Probablemente, el más conocido y e que más nos suena es el ántrax. ¿Quién no ha oído alguna vez la típica noticia del sobre con ántrax dentro? Lo cierto es que los ataques con este agente han sido de los más frecuentes. Destaca por ejemplo el ataque que realizó en el metro de Tokio la secta religiosa Aum Shinrikyō en el año 1993. El ántrax es un agente tóxico que se transmite por el aire o por la piel y que al inhalarlo causa a muerte en prácticamente 9 de cada 10 personas.

bioterrorismo
Otra de las armas biológicas más usadas ha sido la viruela. Aunque en la actualidad ya existen vacunas y está erradicada, muchos países tienen variaciones de estos virus en sus laboratorios. La viruela no es tan mortífera como otras armas biológicas como el ántrax, sin embargo, al contrario qué éste, la viruela sí que sepuede transmitir de persona a persona, y además es muy contagiosa. Algunas variaciones del virus de la viruela podrían llegar a causar una mortalidad del 30%.

Por último, la Yersinia pestis o peste bubónica, es otro de los agentes más peligrosos y del que se tiene constancia de haberse usado para ataques biológicos. Este es el virus causando de la peste negra, que mató a más de 200 millones de personas durante la Edad Media. Este virus se contagia por vía aérea y lo primero que hace es inflamar los ganglios linfáticos. Después, pasa a los pulmones, donde ya se vuelve mortal. Es probablemente el agente patógeno que lleva más tiempo usándose. Desde hace cientos de años se usaba para mermar las fuerzas enemigas, aunque en este caso se utilizaban roedores (ratas) para que las transmitieran a través de su mordida. En años más recientes ya se aplica en forma de bioaerosol.

Estas son solo algunas de las armas biológicas más usadas. Lo malo es que seguro que en estos momentos en muchos laboratorios del mundo están gastando mucho dinero y esfuerzo en encontrar nuevas armas, por lo que las que hemos citado, pronto se volverán casi inofensivas en comparación.

Armas nucleares, bioterrorismo… No hay duda de que la raza humana posee en su poder armas con un poder destructivo capaz de que nos temamos lo peor. Esperemos que reine la cordura en el mundo y que no se desate su uso, porque sino, la humanidad podría estar perdida.

Para terminar, os dejamos con un video y unos enlaces que os podrían resultar interesantes para complementar la información del artículo.

Video sobre armas biológicas

¿Es la amenaza biológica tan real como parece? ¿Cómo de expuestos estamos a estas armas biológicas? ¿Con que fines se podrían utilizar? Este documental ayuda a responder estas y otras preguntas:

Enlaces de interés
En DeMedicina tenemos muchos otros artículos que te pueden resultar muy interesantes:

Y si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos en Facebook, Twitter y Google +.

Demedicina.com

Newsletter