-    Escrito por admin

Alergias, su relación con la primavera

En una entrada anterior ya os hemos hablado de cuáles son los síntomas de las alergias, y lo cierto es que muchas de ellas se producen cuando llega el buen tiempo, es decir, cuando arranca la primavera.En Demidicina os hablamos a continuación de las alergias y su relación con la primavera.

alergias-su-relacion-con-la-primavera

Alergias, ¿qué son?

Generalmente cuando tenemos alergia, es uno de los problemas más molestos. ¿Por qué? Por que tenemos que desfilar por diferentes médicos para que cada uno nos diga una cosa diferente. La razón es por la misma definición de lo que es una alergia: una reacción extraña, una hipersensibilidad a una sustancia que puede ser inhalada, ingerida o apenas tocada, y que luego produce unos síntomas característico.

granos de polen No nos dice nada, ¿no? Podemos hablar de cualquier cosa. Y es que se puede ser alérgico a cualquier cosa.

Eso que nos produce la alergia se suele llamar alérgeno. Esa sustancia produce una reacción de hipersensibilidad en personas que ya son de por si sensibles. Lo que sucede es que el sistema inmunológido del alérgico identifica a esa sustancia como “extraña”, y entonces reaccione de forma excesiva ante la “invasión” del alérgeno. Así el cuerpo libera sustancias que alteran totalmente el cuerpo del alérgico, dando así los síntomas propios de la alergia.

¿Qué puede ser ese alérgeno? Casi cualquier cosa, ya que el problema es que en las personas muy sensibles el cuerpo puede interpretar que cualquier sustancia es extraña, y así reacciona de forma desmedida ante una sustancia que en una persona normal no le haría nada. Por eso se puede ser alérgico a pelos de gato, polen de cierta flor, de cualquier flor, polvo, cierto polvo, alimentos, etc.

Alergias, su relación con la primavera

alergias-su-relacion-con-la-primavera-polen

Las alergias son un problema serio, que en primavera suelen dar muchos problemas, ya que todas las plantas está floreciendo y liberan polen, que en personas alérgicas suele ser siempre interpretado como extraño, y por ende da síntomas alérgicos. En España un 20 por ciento de la población es alérgica al polen.

La primavera es la época del “estallido de la naturaleza” pero no solo eso, sino que es además la época en la que de golpe parece que todo vuela, y el aire se llena de sustancias que nuestro sistema detector inmunológico identifica como “extrañas”. De este modo podemos sufrir picor de ojos, estornudos, dolor de garganta, etc…y todo por que  aparecen: polvo, polen, pelos, plumas, parásitos de animales, insectos, y otros tóxicos dentro del organismo; como productos químicos (cosméticos, colorantes medicamentos etc.) y la misma polución ambiental de cada día.

Obviamente que lo primero que hay que hacer ante estos temas es ir a un especialista, no a cualquier médico, sino a un especialista en alergias, se los llama alergólogos, ya que sino pueden pasar años y cientos de consultas médicas antes que alguien de con el alérgeno que nos está molestando.