UP

-     Escrito por elena

Adenopatía

La adenopatía es una inflamación de los ganglios linfáticos de cualquier parte del cuerpo. Los ganglios linfáticos son parte del sistema inmunológico. En Demecicina.com os contamos más de la adenopatía.

sintomas-adenopatia

Adenopatía o Linfadenopatía

adenopatía-o-linfadenopatía

Se llama así a la inflamación de los ganglios linfáticos, estos ganglios son una parte del sistema inmunológico, donde las células inmunes maduran para luchar contra las enfermedades. Unos ganglios linfáticos inflamados pueden significar que hay una enfermedad en la zona cercana.

Ganglios linfático específicos

Ganglios-linfatico-especifico

Los ganglios linfáticos específicos se relacionan con áreas específicas del cuerpo, la inflamación de estos ganglios puede sugerir una infección localizada. Por ejemplo un dolor de garganta puede traducirse en una inflamación de los ganglios linfáticos del cuello.

Los ganglios linfáticos más comunes susceptibles de adenopatía son los del cuello, la ingle, detrás de las orejas. Un ganglio linfático inflamado puede ser doloroso y ponerse al o más duro.

La adenopatía es un trastorno bastante común, puede darse por infecciones leve aunque también puede darse en procesos graves como el cáncer. Los tumores puede producir adenopatías amplias indoloras, a través de una biopsia se puede analizar si el ganglio se debe a un tumor.

Adenopatia

Síntomas de la adenopatía

síntomas-de-la-adenopatía

Agrandamiento de los ganglios linfáticos en cualquier lugar del cuerpo, al tacto se pueden sentir firmes o suaves, pueden ser dolorosos o indoloros. El tamaño puede ser variable desde muy pequeños a más grandes. En muchos casos la adenopatía grave se asocia a la inflamación de los tejidos cercanos.

Síntomas más comunes de una adenopatía

  • Ganglio linfático agrandado
  • Fatiga o malestar general
  • Fiebre o sudores nocturnos
  • Pesadez de las extremidades
  • Dolor en los ganglios linfáticos
  • Goteo nasal, dolor de garganta
  • Hinchazón en los tejidos cercanos

sistema_linfatico

Síntomas que puede indicar una enfermedad grave

  • Cuando la adenopatía persiste por semanas
  • Cuando existe dificultad para respirar
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Sudoración nocturna
  • Perdida de sensibilidad en la extremidad o zona donde surge el ganglio.

Acudir al médico

Caso de notarse ganglios hinchados indoloros en cualquier parte del cuerpo que no se mueven con facilidad, si se está perdiendo peso, o se tiene sudoración nocturna para lo cual, como complemento es ideal utilizar un antitranspirante efectivo

Tipos de adenopatías

ganglios linfaticos

Las adenopatías se pueden clasificar de las siguientes formas:

Según su tamaño: Se suelen considerar como adenopatías “normales” aquellas que provocan una inflamación de 1 o 2 centímetros. Aunque no siempre se cumple, cuanto mayor sea la inflamación de los ganglios linfáticos, mayor gravedad puede presentar la afección.

Según su consistencia: Los ganglios dolorosos al tacto o al realizar acciones como tragar suelen estar asociados a procesos víricos y bacterianos; Los ganglios elásticos, blandos y móviles pueden ser síntoma de linfoma; los ganglios duros, fijos y poco inflamados se suelen denominar ganglios metastásicos.

Según su localización: Pueden ser adenopatías localizadas en alguna zona del cuerpo, como el cuello, detrás de las orejas, los pulmones, en la ingle o en las axilas. Por otra parte también pueden ser adenopatías generalizadas, en este caso producidas por algún tipo de infección vírica general, caso del virus de la gripe.

También existe la adenopatía generalizada persistente, en caso de que síntomas no desaparezcan por largo tiempo (puede darse, por ejemplo, por la enfermedad el arañazo de gato). Dependiendo de su localización también son de mayor o menor gravedad, por ejemplo la mayor parte de las adenopatías supraclaviculares son malignas (cáncer de pulmón, de mama, etc).

¿Cuándo pueden aparecer adenopatías?

linfadenopatia

La adenopatía puede ir asociada a diversos tipos de enfermedades. Por ejemplo, aparecer en diversas enfermedades de tipo reactivo. Una de ellas es la peste bubónica, que se caracteriza por la inflamación de los ganglios los cuáles pueden llegar a romperse. Otra enfermedad que provoca adenopatías es la mononucleosis (la llamada “enfermedad del beso”). Por supuesto, es habitual su presencia e infecciones bacterianas como la gripe y, por supuesto, la amigdalitis, que consiste básicamente en una inflamación de las amígdalas, los ganglios linfáticos de la garganta.

La artritis también causa una inflamación generalizada en los ganglios linfáticos. Las adenopatías también están asociadas a algunas afecciones provocadas por los animales, como las mordeduras de algunas serpientes o por la enfermedad por arañazo de gato. Esta última enfermedad suele ser de curso benigno y desaparecer por sí misma, pero en algunos casos la inflamación de los ganglios linfáticos puede persistir durante meses. La inflamación de los ganglios linfáticos también es un síntoma temprano en enfermedades como el SIDA.

Causas de la adenopatía

causas-de-la-adenopatía

Generalmente la causa es la acumulación de células inmunes dentro del líquido del ganglio linfático, en respuesta del cuerpo a una infección. También puede ser causada por una acumulación anormal de células inmunes, debido a un cáncer, o un absceso que causa inflamación.

Causas infecciosas de las adenopatías

  • El VIH
  • La mononucleosis infecciosa
  • Infecciones por hongos o parásitos
  • Otras infecciones bacterianas o virales
  • Algunas enfermedades de trasmisión sexual
  • Las bacterias Staphylococcus
  • Las bacterias Strptococcus
  • La tuberculosis
  • Las infecciones respiratorias virales

Causas no infecciosas de adenopatías

  • Linfoma, cáncer en los ganglios linfáticos
  • Inflamación en respuesta a un cuerpo extraño
  • Síntoma de metástasis o cánceres que se propagan desde otras regiones del cuerpo.

Diagnóstico de las adenopatías

Debemos tener en cuenta el tipo de adenopatía que se padece, en especial si se tiene localizada o no (generalizada), ya que en este caso se pueden examinar por medio de la exploración de los ganglios inflamados y así realizar los exámenes oportunos y llegar a las conclusiones que correspondan.

Vamos a centrarnos en uno de los diagnósticos específicos, cuando esta adenopatía está localizada en las cervicales y que además sean inflamatorias. De esta forma conoceréis cómo ser realizan los diagnósticos de adenopatías por medio de este como ejemplo. Vamos a allá.

Diagnóstico de las adenopatías cervicales inflamatorias

En primer lugar tendremos en cuenta, como siempre, el cuadro clínico y la historia. ¿A qué nos referimos con esto? A la aparición de los síntomas, a su descripción y a la incorporación de datos médicos importantes por medio de una batería de preguntas relacionadas con los antecedentes personales en el caso de infecciones. También será importante conocer si se tienen mascotas o si se está en contacto con determinados animales que puedan empeorar la situación o haberla causado, de modo que el médico pueda conocer el origen.

adenopatia-diagnostico-historia-medica

Ten en cuenta que una vez conocido, puede ser menos confuso abordar la solución y recuperación de las adenopatías, ya que conociendo qué lo desencadenó podríamos, bien resolverlo, bien prevenirlo para futuras veces.

Después se procederá a la exploración, como os comentaba al principio, pues esta parte es importante para conocer el alcance de la inflamación de los ganglios y determinar si existen dolores asociados a ellos y otras cuestiones de importancia. Por ejemplo, deberá investigarse otras zonas adyacentes a las cervicales y fuera de ellas, ya que así podrá el doctor conocer mejor el alcance y el tipo de adenopatía que se padece.

Tras un primer examen médico físico, se recurrirá a las pruebas de laboratorio, que se realizarán para descartar enfermedades y conocer si la inflamación de los ganglios (adenopatía) está causada por una bacteria o cuál es su causa. Las enfermedades que deben descartarse con los resultados de estas pruebas son la sífilis y la mononucleosis infecciosa.

adenopatia-diagnostico-tac

Por último, para seguir perfilando las características de la adenopatía que se esté padeciendo, se realizarán estudios de imagen. ¿En qué consiste esto? En realizar ecografías y TACs. Las ecografías nos dirán la consistencia de la adenopatía que se ha detectado, diferenciando entre sólidas y quísticas. Por su parte, el RNM y el TAC determinarán cuánto se han extendido estas inflamaciones y qué posibles relaciones guardan con el resto de ganglios, si se han “contagiado” también con esta posible infección o no, etc.

Tened en cuenta que, tanto las pruebas para determinar la consistencia (ecografía) como para la extensión de las adenopatías (TAC y RNM), se realizarán en la zona cervical, que es la localización que hemos puesto como ejemplo.

Sin embargo, también podrá realizarse una prueba en la zona del tórax para determinar adenopatías graves o posibles complicaciones, como patologías pulmonares o relacionadas con esta otra zona del cuerpo.

También te pueden interesar

Demedicina.com

Newsletter